Publicidad

Similitudes de la devaluación del dólar actual con la de la Gran Depresión

Las personas estudian su historia pasada. Sabe que el ser humano, por su propia debilidad, suele cometer los mismos errores en diversas ocaciones. En la economía esta premisa está a la orden del día.

Con rspecto al tema que nos compete, estamos viendo una devaluación lenta pero sostenida -aún con altibajos- del dólar con respecto a las principales divisas mundiales. Tan seguros están los especialistas que algunos ya han comenzado a compararla con la que sucedió en 1934, en plena Gran Depresión. ¿Qué esconde, entonces, esta desvalorización?

Los que realizan esta comparación marcan una serie de puntos que están sucediendo en ambas crisis:

  • Sistema bancario al borde del colapso (ya han sido rescatados decenas de bancos)
  • Tipos de Interés extremadamente bajos (EEUU los tiene en el 0%)
  • Destrucción de empleo (tasas de paro en niveles record)
  • Mercados de Capitales a la Baja (si bien ha habido un rebote, los analistas dicen que la tendencia aún es bajista en Wall Street)
  • Espiral Deflacionaria (a pesar de los temores a mediano plazo de riesgos de superinflación)
  • Baja Confianza del Consumidor
  • Derrumbe de los precios de las viviendas

¿Entonces? La devaluación de la moneda -inducida por el propio Gobierno Federal de EEUU- tiene sus pros y sus contras. Según explican nuestros compañeros del Blog Cambio Euro Dolar, esto puede permitir la recuperación de la economía norteamericana, pero va a traer aparejado el incremento de todos los bienes que se encuentren ligados a su cotización. Esto incluye los precios de las materias primas, cuya subida puede dañar al resto de las naciones produciendo una espiral inflacionaria en el corto plazo.

¿Que nos espera? nadie lo sabe a ciencia cierta. Si por algo se ha caracterizado el mercado de divisas es por su extrema volatilidad, producto de la gran cantidad de factores que influyen en las cotizaciones de las distintas monedas soberanas.

Pareciera ser que tendremos dolar debil para rato.

Publicidad

Deja un comentario