Publicidad

Seguro de vida

Un seguro de vida es un intangible que permite a los individuos, o a la familia de los mismos, obtener una suma de dinero pre acordada si el contratante del seguro falleciese o quedase inválido por cualquier razón dada.

A tal efecto, en este tipo de transacciones, existen dos partes: La compañía de seguros o aseguradora y el cliente o asegurado. Al contratar un seguro de vida, el asegurado se compromete a pagar una cuota mensual de determinado valor, conocida como prima, mientras que la aseguradora se compromete a responder con una suma de dinero determinada en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado.

Este dinero puede ser recibido por la persona o las personas, físicas o jurídicas, que el asegurado designe, en forma igualitaria o diferenciada.

Tipos de seguro de vida

  • Seguros para casos de muerte: En estos, la obligación del asegurador está subordinada a la muerte del asegurado. Estos pueden ser: Seguro de vida entera, donde el asegurador se obliga a satisfacer al fallecimiento del asegurado en cualquier época, o Seguro temporal, donde la obligación de pagar la indemnización por el asegurado solo surge cuando el asegurado fallece dentro de un determinado período.
  • Seguros para caso de vida o supervivencia: La obligación del asegurador está subordinad a la supervivencia del asegurado a determinada edad o fecha. A su vez pueden ser: Seguros de capital diferido, cuando el asegurador se obliga, sencillamente, a pagar una suma determinada de dinero si el asegurado todavía permanece vivo para determinada fecha, o Seguro de renta, cuando el asegurador se obliga a pagar una renta en lugar de capital.

También existen los seguros mixtos, donde el asegurador puede pagar tanto si vive o si muere para determinada fecha o los conocidos como seguros a término fijo, cesando la obligación de pagar la prima si el asegurado falleciera antes del término acordado.

 

Publicidad

Deja un comentario