Publicidad

Recesión Global: escenarios posibles. Parte 1: los más optimistas

La Recesión global es casi un hecho. Con las mayores economías del planeta acercandose a una brusca desaceleración, la recesión está a la vuelta de la esquina. ¿pero cuales son los posibles escenarios a los que puede dar lugar esta recesión?

Las posibilidades, a priori, son cinco. Y hay para todos los gustos:

  • Recesión en V: Shock brusco y corto
    Los sucesivos planes de rescate tienen un mágico efecto sobre los mercados. Los tipos de interés bajan hacia fin de año y continúan en el próximo. En los primeros meses del 2009 la confianza vuelve poco a poco a los bancos y estos comienzan a prestar de nuevo. Los precios de las viviendas llegan a su piso y se estabilizan. Caen las ganancias de las empresas, pero no en forma catastrófica. Los alimentos y el petroleo se estabilizan a valores razonables (oro negro: 60 U$S). Algunas economías emergentes tienen problemas, pero son ayudadas por organismos multilaterales. China cae poco.
  • Recesión en U: Cinco años de malestar
    La crisis da como resultado un nuevo y estricto régimen regulatorio. Las condiciones de los créditos se endurecen, ya que los bancos prestan poco y solo a los tomadores de menor riesgo. Los tipos de interés bajan hacia mediados de 2009, pero los bancos no las trasladan a los deudores porque necesitan reconstruir ganancias y capital. Algunos bancos necesitan mayores inyecciones de capital por parte de los gobiernos, que ven insuficientes los planes de rescate. Se desacelera China y la inflación continúa con su fragelo. Aumentan las ejecuciones hipotecarias y el valor de los inmuebles baja un 40%. Múltiples quiebras de empresas. Los microemprendedores desaparecen. Pero en un horizonte de cinco años comienza a revertirse la tendencia.
  • Recesión en W: Doble caída
    Al igual que la recesión en V o shock corto, pero ocurren ciertos hechos que dan por tierra la precaria recuperación. Los precios del petroleo y las commodities agrícolas rebotan y alcanzan nuevos máximos, ya sea por reducciones de producción (decididas, por ejemplo, por la OPEP) o por cuestiones climáticas. La inflación continúa muy alta y aparecen demandas salariales que no hacen otra cosa que acelerar los índices de precios. Los tipos de interés vuelven a subir para enfrentar a la inflación, pero los consumidores tienen problemas para pagar sus deudas. Se pierde la confianza nuevamente y vuelven a subir las ejecuciones y las quiebras de empresas.
  • Más escenarios posibles de la recesión global: los más pesimistas

    Publicidad

    Deja un comentario