Publicidad

Productos para el ahorro en tiempos de crisis

 

 

La banca se apresuró a sacar todo tipo de productos de ahorro y no se han equivocado en su esfuerzo. El auge del ahorro demuestra que la intención de la banca de captar clientes ha dado resultados. Las solicitudes de productos de ahorro han crecido y es casi una moda andar en la búsqueda del producto que más se adapte a sus circunstancias y rentabilice mejor sus ahorros.

Y esto ha sido el resultado de la crisis, de los recortes y los ajustes… han cambiado todos los hábitos “nuestros de cada día”; hemos pasado a buscar precios, minimizar salidas de ocio costosas, reciclar ropa, reducir gastos de servicios como teléfono, gas, luz, y todo lo que pueda representar a la economía del hogar, incluso demorando muchas veces la adquisición de productos de la tecnología moderna.

Con el dinero sobrante en los hogares el destino más buscado es el ahorro, en vista de la situación crítica y la inestabilidad laboral, ser precavidos es la opción de muchos.

Cuáles son los productos de ahorro más elegidos por la familia
Aunque la crisis y las dificultades económicas están convirtiendo el ahorro en un artículo de lujo, es cuando más se valora darle un destino seguro al fruto de nuestro esfuerzo, el dinero.

Los favoritos son las cuentas de ahorro y los depósitos a plazo fijo, productos financieros de la banca que transmiten claridad y seguridad en la inversión.
De esta manera podemos dejar sin riesgos nuestro dinero, tranquilos de poder disponer de él si hubiera necesidad de liquidez, pero logrando rentabilidad para nuestros ahorros.

Podríamos hacer un ránking de mejores depósitos bancarios, que son productos que ocupan los primeros puestos entre los más elegidos para el ahorro. Así, tendríamos que colocar en el primer lugar al Depósito 4,16% TAE de Banco Espirito Santo. Pero también hay productos para pequeños ahorradores, como decíamos, aquellos que después de sobrevivir a un mar de gastos mensuales una porción de su nómina la quieren guardar bajo seguro y lograr cierta rentabilidad: existe en este caso el Depósito (6 meses sin vinculación) de Banco Gallego (3,40% TAE) o el Depósito Más y Más Creciente de Bankia (4,03% a 3 años).

Para los que quieren mantener el dinero disponible, la mejor opción es la contratación de cuentas remuneradas tales como la Cuenta Azul de iBanesto (3,40% TAE hasta el 1 de septiembre), la Cuenta Naranja de ING Direct (3,30% TAE durante 4 meses) o la Cuenta Más Open de Openbank (3,30% TAE durante 4 meses). Por lo visto por los porcentajes que ofrecen podemos decir que ocuparían los primeros puestos de las mejores cuentas de ahorro.

Y aunque realmente se complican nuestros deseos o costumbre de ahorrar por la crisis y el principal ingreso de dinero debe ser destinado en las necesidades básicas del presupuesto familiar, es importante recordar que si racionalizamos bien el presupuesto y logramos distribuir bien nuestro ingreso hacia productos de ahorro que sean rentables y nos transmitan seguridad, será una gran oportunidad para todo ciudadano que lo logre.

Publicidad

Deja un comentario