Publicidad

Productos financieros que tu madre contrataría

Vaya de antemano la aclaración, obvia, de que el titulo del artículo refleja una generalización que, por supuesto, no alcanzará a todas las madres. En este caso asociamos la figura de las madres, más proclives al ahorro y la seguridad, con productos financieros conservadores, pero, por supuesto, eso no significa que no haya madres inversoras agresivas o a las que les guste apostar por productos financieros de riesgo en busca de altos retornos de beneficio. Dicho lo anterior, entremos en materia.

No corren buenos tiempo para el ahorro conservador remunerado. Y la afirmación es tajante. Si realizamos una comparativa con los productos de ahorro garantizado más comunes con respecto a estas mismas fechas en 2013 veremos que la caída de la remuneración es, simplemente, enorme, no digamos ya si esta comparativa la realizamos en referencia a años anteriores.

Productos financieros que tu madre contrataría

Sin embargo este tipo de productos siguen teniendo muchos usuarios fieles y siguen año tras año captando patrimonio de ahorro en nuestro país, el motivo es simple, el usuario medio tiene la necesidad de saber protegido su capital y prefiere renunciar a la rentabilidad en favor de la garantía. Esto genera paradojas como la contratación de productos cuyo rendimiento ni siquiera bate a la inflación, lo que en buena lid se pude considerar como perdidas aunque nuestro dinero nos sea devuelto con algo de rendimiento, pero, es cierto, eso es otra historia  para otro día.

Las Cuentas Remuneradas

Junto a los depósitos una de las grandes victimas de la situación de recorte de la remuneración. Todas las cuentas remuneradas han sufrido en los últimos seis meses recortes severos que, en algunos casos, podemos calificar de desplomes en la remuneración, en la actualidad estas serían las cuentas remuneradas más representativas:

Los Depósitos

Como es comprensible, visto lo anterior, tampoco los depósitos pasan por su momento, es más, de hecho se atraviesa una bajada de remuneración casi histórica, que, sin embargo, no ha impedido que el primer trimestre del año se cierre con una buena captación de patrimonio en los depósitos. Un buen ejemplo de la merma de la rentabilidad en los depósitos lo tenemos simplemente al observar las rentabilidades de las mejores propuestas a corto plazo hoy en día para plazos de entre 1 y 3 meses.

  • Depósito BANKIA 1 rentabilidad: 1,25% TAE – Plazo 1 mes
  • Depósito BANKIA 3 rentabilidad: 1,25% TAE – Plazo 3 meses
  • Depósito BANKOA rentabilidad: 2% TAE – Plazo 3 meses
  • Depósito ING DIRECT rentabilidad: 2% TAE – Plazo 3 meses
  • Depósito Ahora UNICAJA rentabilidad: 0,75% TAE

 

Planes de Pensiones

Es cierto que en determinadas propuestas de planes de pensiones, fundamentalmente las relacionadas con la renta variable internacional o la renta variable española, el cierre del pasado año 2013 no se puede catalogar de malo desde ningún punto de vista. Esto, teóricamente, debiera haber volcado más la balanza de ahorradores en este producto en dirección a planes de pensiones de renta variable, pero no, de hecho, no tenemos más que echar un vistazo a los diez planes de pensiones más contratados en 2013 para darnos cuenta de la tendencia.

Aunque, es cierto, los datos relativos al conocimiento de lo que contrata y posee un usuario medio en relación a los planes de pensiones es, como poco escalofriante, recordemos; el porcentaje de personas que no saben qué tipo de plan tienen contratado, su evolución o su rentabilidad alcanza prácticamente al 50% de los planes contratados en nuestro país.

Diez planes más contratados en 2013

 

Otras opciones y productos

A pesar de que los tres anteriores grupos de productos serían las estrellas dentro del ahorro e inversión conservador, existen, claro está otras opciones, como por ejemplo los Fondos de Inversión Garantizados un modelo de fondos al que se han derivado muchos ahorradores descontentos procedentes de los depósitos en busca de mejores condiciones, o los propios depósitos estructurados una posibilidad de obtener más (o menos) rentabilidad que la media pero sin riesgo de capital, sin olvidar los seguros de ahorro en opciones como los PPA entre otras varias.

 

Publicidad

Deja un comentario