Publicidad

Préstamos rápidos

Una modalidad de préstamos que están utilizando mucho los españoles es la de préstamos rápidos, préstamos urgentes o préstamos ya. Esto se debe a la cantidad de papeles que los usuarios deben llenar y las necesidades de los bancos que muchas veces son inalcanzables. En este sentido, han aparecido los préstamos rápidos, los cuales vienen a llenar una brecha y satisfacer una necesidad en el mercado de préstamos de consumo.

El mercado de los préstamos rápidos avanza a pasos agigantados. La necesidad de dinero es grande y, con el mercado de créditos muy contraído, las opciones de préstamos no solo se ven en las entidades financieras tradicionales sino en otros ámbitos. En este sentido, es importante saber que siempre es conveniente contratar un crédito en entidades bancarias reguladas por el Estado, ya que existen una serie de requisitos que deben cumplimentar que aseguran que se trate de un contrato serio.

En los casos de contratación de préstamos en vías alternativas, si bien los requisitos de contratación pueden ser menores, lo cierto es que tanto los tipos de interés como las exigencias de cobrabilidad serán más onerosas. Recomendamos no utilizar a “prestamistas” que se encuentren fuera del ámbito bancario o de cajas de ahorro, y en caso de necesitarlo, que el cliente se asegure de poder pagarlo sin problemas.

¿Qué son los préstamos rápidos?

Los créditos rápidos o préstamos rápidos son una modalidad enfocada mayormente a los créditos de consumo. Muchas empresas crediticias privadas ofrecen préstamos sin mayores condiciones que una identificación, una dirección real y un recibo de nómina. Estos créditos llegan hasta los 6.000 o 9.000 euros máximos y el usuario posee hasta 5 años para devolverlos.

Ventajas y desventajas.

Las ventajas de estos préstamos es la rapidez de concesión. Las empresas no realizan muchas preguntas y depositan rápidamente el dinero en la cuenta bancaria del usuario, sin que tengan que pasar más de 48 horas para hacerlo. Esto permite liquidez instantánea para que el interesado haga lo que desee con dicho dinero.

Sin embargo, el prestamista, al no solicitar tantos documentos como los bancos o cajas, corre un riesgo mayor. Esto, por supuesto, se nota en los intereses que se le suman al préstamo a devolver. Con tasas que van desde el 15 hasta el 25 por ciento TAE, los usuarios terminan devolviendo mucho más dinero del que solicitaron.

Recomendaciones.

Antes de solicitar este tipo de préstamos, el usuario debe organizar sus finanzas, ya que las empresas de préstamos rápidos suelen requerir pagos a tiempo y pueden ser un dolor de cuello si no se cumple estricta y religiosamente con ellos. Por otro lado, existirá un incremento considerable en la deuda del usuario, por lo que deben tenerse en cuenta los elementos financieros propios antes de acceder a este tipo de créditos.

Por ultimo, le acercamos un video que habla acerca de que son los créditos

Publicidad

Deja un comentario