Los Mejores Depósitos a 6 Meses, cómo son, dónde contratarlos

| 14/11/2016 | 0 Comentarios

Dentro de las diferentes  opciones que los depósitos brindan a quien desea apostar por el ahorro garantizado, los depósitos a seis meses vienen a considerarse opciones intermedias dentro de los plazos de este tipo de productos ofrecen.

La lógica de este razonamiento es aplastante ya que seis meses es un plazo medio en el que ya no van a desenvolverse de manera cómoda quienes necesitan liquidez más o menos inmediatamente sobre sus ahorros, pero, si ofrece un margen para quienes buscan rentabilidad en plazos superiores a los depósitos bienvenida o similares.

DEPOSITOS A 6 MESES

Debemos tener en cuenta en cualquier caso que la oferta de depósitos a seis meses en la actualidad resulta menor que la que podíamos encontrar sobre estos mismos productos hace cinco o seis años tan solo. Por tanto, el panorama de depósitos a seis meses insertados dentro de los catálogos de las entidades financieras no es en absoluto abundante y, en cualquier caso, no suele ser el plazo por el que más apuestan las entidades financieras, pudiendo encontrar mayor volumen de oferta en depósitos a más corto plazo y a plazos superiores como los 12 meses.

En este post repasamos los mejores depósitos a largo plazo.

Depósitos a 6 meses

Sin embargo, los depósitos 6 meses siguen gozando de una razonable aceptación por los ahorradores que mantienen su apuesta por este tipo de productos de ahorro en sus finanzas personales. Realmente, de manera comparativa estamos probablemente ante el plazo que menos movimientos acumula de retroceso de la rentabilidad, eso sí, sin olvidar que la caída de la rentabilidad en el conjunto los depósitos en los últimos años ha sido tremendamente elevada.

Este hecho hace que aún podamos considerar este plazo como interesante aunque, no al mismo nivel que otras ofertas como las de los depósitos a 12 meses que, estos sí, parecen haber mantenido el tipo mejor, lo que hace que, para los ahorradores en busca de plazos en torno a los seis meses, la oferta aun siendo relativamente corta en cuanto cantidad siga resultando interesante.

En este artículo te mostramos cómo optimizar el ahorro para la jubilación

Cómo son los depósitos a 6 meses

La evolución global de los depósitos a 6 meses no difiere mucho de la evolución de cualquier plazo en el fondo con respecto a hace cuatro o cinco años que nos lleva a una rentabilidad un 400% o un 500% inferior, también hace referencia a este plazo.

Este gran cambio dentro de la rentabilidad de los depósitos va acorde a los tiempos, ha afectado a todos los plazos pero también ha afectado a otros productos de ahorro, no tendríamos más que echar un vistazo a la rentabilidad por ejemplo de las cuentas remuneradas, también con retrocesos parejos aunque, éstas sí, mejorando ligeramente en los últimos meses, algo que no está ocurriendo aun con los depósitos.

En toda regla podemos considerar a un depósito a 6 meses como un depósito a corto/medio plazo. La frontera con el largo plazo comenzaría a partir de los depósitos entre 12 y 18 meses, por tanto, estos depósitos a seis meses pueden resultar interesantes para diferentes perfiles de ahorrador.

¿Es compatible el ahorro y el endeudamiento en la economía doméstica?

CONTRATAR DEPOSITOS A 6 MESES

Evidentemente estamos haciendo referencia a los productos establecidos y publicitados dentro de los catálogos de las entidades financieras. No hablamos en este caso de las posibilidades que se nos pueden abrir a la hora de negociar de manera directa con las entidades financieras plazos fijos en diferentes períodos de imposición, esto, tiene más que ver con el propio modelo de relación entre banca y usuario, o en la política de cada entidad financiera a la hora de ofrecer a determinados perfiles de clientes productos de ahorro no exprofeso en catálogo pero contratables y negociables.

Cuando nos referimos en los rankings a depósitos a un plazo concreto, en este caso a depósitos a seis meses, obviamente lo hacemos en referencia a aquellos depósitos que han sido creados exprofeso y que se encuentran insertados en los catálogos de productos financieros de las entidades, es decir, depósitos no negociables con un plazo y una rentabilidad ya cerrada.

A quién convienen los depósitos a 6 meses

Los depósitos a seis meses, como parte tradicional de los productos de ahorro, ofrecen un periodo de imposición asumible en el que el usuario no va a disponer de liquidez sobre su aportación, pero, que a diferencia de los depósitos a largo plazo, se maneja en un periodo más corto y asumible.

Salvo por la necesidad de utilizarse como base de consolidación, un depósito en este plazo no es una buena opción para quienes van a tener necesidad de liquidez en un plazo inferior a los seis meses, o tampoco es un producto de ahorro complementario cara a la jubilación. Es importante tener en cuenta todo esto ya que, a veces nos olvidamos que los productos de ahorro generalmente responden a perfiles concretos y a modelos concretos, esto significa que aunque podemos tratar de adaptar un producto a nuestra necesidad, no siempre va a resultar eficaz dependiendo de dicha necesidades y las características reales del producto.

Si tuviéramos que establecer los perfiles de ahorrador más adecuados para este tipo de depósitos diríamos que en primer lugar estaría el ahorrador tradicional en depósitos que sin querer apostar por plazos largos sigue confiando en las imposiciones a plazo para sus finanzas personales.

El segundo perfil para el que los depósitos a 6 meses pueden resultar interesantes es el del ahorrador o el inversor que viene a elegir estos productos como fases de transición y descanso garantizado para sus capitales entre otras operaciones o inversion.

Por supuesto también es interesante para el denominado como ahorrador casual, es decir aquel que sin mantener una constante en la contratación de productos de ahorro decide de vez en cuando apostar por ellos, que busque elegir un producto/herramienta donde colocar su dinero antes de tomar decisiones sobre mayores plazos, o, otro tipo de inversiones.

Por supuesto existen otros modelos de ahorrador a los que un depósito a seis meses puede interesar, pero, de un modo u otro cualquiera de sus modelos va a estar englobado dentro de los tres grupos que hemos visto hasta ahora. Resumen se trataría de un ahorrador que no desea exponer su capital al riesgo, que prefiere conocer la rentabilidad del producto de antemano, que puede permitirse un plazo de seis meses sin recurrir a la liquidez de su aportación, y que busca de algún modo no mantener preocupación sobre su aportación durante el citado periodo de tiempo.

DEPOSITOS A 6 MESES ONLINE

Contratar depósitos a 6 meses

lo cierto es que cuando deseemos contratar un depósito a 6 meses no vamos a encontrar ningún proceso concreto muy distinto al que nos va a solicitar la contratación de cualquier otro plazo dentro de una imposición de estas características.

Lógicamente, como primer paso, deberemos de tener disponible un capital concreto para realizar la aportación, teniendo aquí en cuenta que no todos los depósitos en este plazo van a solicitar la misma imposición como mínima, encontraremos algunos depósitos con mínimos realmente bajos y sin embargo, otros, no se exigirán mínimos más elevados. Por tanto, la primera comprobación antes de elegir un depósito y tras valorar su rentabilidad, será siempre comprobar que cumplimos el requisito de aportación mínima a la imposición.

Obviamente deberemos cumplir posteriormente con algunas cuestiones elementales en cualquier tipo de operación financiera, relativas a nuestra identificación, a la posesión o contratación una cuenta bancaria asociada en la entidad donde vayamos a realizar un depósito, etcétera.

Debemos hacer aquí un inciso relativo a la contratación de estas cuentas bancarias asociadas, recordando que no siempre debemos contratar depósitos en la entidad en la que trabajamos habitualmente. Si contratamos un depósito en otra entidad, y nos vemos obligados a la apertura de una cuenta bancaria asociada en dicha entidad, será muy importante posteriormente si no vamos a seguir trabajando con dicha cuenta, cerrarla, no en vano las cuentas olvidadas pueden llegar a generar problemas muy serios.

Como ocurre con cualquier plazo de depósito dentro de los depósitos a 6 meses distinguimos dos grandes grupos de contratación, por un lado aquellos que podemos contratar en las entidades financieras de manera presencial y por otro lado aquellos que podemos contratar a través de Internet.

Contratar depósitos en las sucursales de las entidades financieras

La contratación de depósitos en las sucursales financieras es realmente sencilla. Cuando estos depósitos responden a un catálogo determinado, simplemente solicitando la contratación a través de los agentes de la entidad financiera comenzaremos el proceso.

Este proceso se complementará con la aportación de la documentación necesaria y el cumplimiento de los requisitos y trámites incluyendo la propia imposición. Este tipo de operaciones son muy rápidas y se pueden realizar casi de manera inmediata si tenemos el capital disponible en la misma entidad.

Aquí también entra en juego, tal y como ya hemos indicado, el hecho de encontrar en algunas entidades financieras posibilidades de depósitos que no aparecen en los catálogos de manera expresa. Esto no debe ser malentendido, se trata de ofertas concretas y puntuales que generalmente vienen a proponerse a determinados perfiles o que buscar en algunos casos potenciar algunas áreas de negocio de la entidad, finalizando clientes, o incluso en algunos casos compitiendo contra determinados lanzamientos de otras entidades. Sin embargo, si estos productos no se nos ofrecen aunque podemos inquirir por ellos no necesariamente se nos va a dar una respuesta positiva.

La mayor justificación para la contratación un depósito la propia entidad financiera es, por un lado cuando la entidad nos obliga a dicha acción porque no ofrece otra opción, o para aquellos usuarios que están acostumbrados a realizar todas sus operativas a través de las sucursales.

Contratar depósitos online

RENTABILIDAD DEPOSITOSDel mismo modo que ocurre con todos los productos financieros, hoy en día contratar un depósito por Internet se convierte en una operación sencilla, muy eficaz, y realmente rápida. Las ventajas, comunes a cualquier operativa bancaria, por supuesto también hacen referencia a los depósitos y en este caso a los depósitos a 6 meses.

Otra de las ventajas añadidas es que a lo largo de estos últimos años la posibilidad de operar desde otros dispositivos diferentes a los ordenadores, también multiplica de manera exponencial el interés de la contratación por Internet. Ahora bien, si lo que pretendemos es obtener mayor rentabilidad por el mero hecho de tratarse de productos contratados por Internet, lamentamos informar que esto hoy en día no es desde luego una realidad diferencial con respecto a la contratación en sucursales.

Si bien es cierto que en algunos casos las ofertas online pueden resultar algo más elevadas en cuanto rentabilidad, esto va a responder casi siempre más al carácter de producto de fidelización o de depósito bienvenida que otra cuestión, y en el caso que nos ocupa, el de los depósitos a seis meses, esto apenas se da y la diferencia entre los depósitos online y los depósitos presenciales radica más en la facilidad y el modelo de contratación que en la rentabilidad ofrecida.

Aquí debemos distinguir también dos grupos diferenciados:

  • Por un lado los depósitos exclusivamente de contratación online, que nos van a obligar a realizar toda la operativa a través de Internet.
  • Por otro lado los depósitos ofrecidos a través de Internet que pueden ser solicitados por esta vía pero que van a requerir una formalización posterior presencial.

Esto es importante que sea  tenido cuenta ya que no siempre captamos bien las características del producto en cuanto a su formalización.

En el caso de tratarse de un producto online de una entidad de la que ya somos clientes el proceso es tremendamente sencillo, simplemente a partir de la auténtica acción de claves y datos de banca electrónica que ya poseeremos, podemos comenzar a operar y realizar la contratación de estos productos de manera casi inmediata.

Cuando de lo que se trata es de contratar el depósito en una entidad ajena a la nuestra habitual, generalmente deberemos rellenar formularios en la red, que se muestran muy rápidos para tal efecto, posteriormente se nos solicitará la apertura una cuenta asociada, la contratación del producto y el depósito del dinero, todo esto se realiza en plazos realmente razonables y con la ventaja añadida de realizarlo desde nuestro dispositivo preferido en el propio domicilio o donde deseemos.

Ventajas depósitos a 6 meses

  • Producto de rentabilidad garantizada
  • Protegido hasta 100.000 euros por el FGD
  • Conocemos la rentabilidad de antemano

Inconvenientes depósitos a 6 meses

  • Baja rentabilidad en la actualidad
  • Sin liquidez durante el plazo de imposición

Fiscalidad de los depósitos desde 2014

Los intereses obtenidos como rentabilidad tras una imposición a plazo fijo deberán incluirse dentro de la base imponible del ahorro. La base liquidable del ahorro del IRPF viene a tributar los rendimientos del capital mobiliario ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas las transmisiones patrimoniales a una escala diferente de tipos en función de los diferentes tramos como podemos ver en la imagen posterior, tramos que han ido evolucionando desde el año 2014 hasta el presente año.

FISCALIDAD-DEPOSITOS

RANKING DEPÓSITOS A 6 MESES

DEPOSITO RENTABILIDAD
Novo Banco 6 meses
  • 1.05%
  • Todos clientes
Depósito Tookam 6 meses
  • 0.5%
  • Nuevos clientes
Banco Pichincha 6 meses
  • 0.70%
  • Nuevos clientes
Enovanca 6 meses
  • 0,50%
  • Todos clientes
Novanca 6 meses
  • 0.50%
  • Todosclientes
ING Direct 6 meses
  • 0.30%
  • Todos clientes
BMN Online 6 meses
  • 0.30%
  • Todos clientes
Univia Unicaja 6 meses
  • 0.15%
  • Nuevos clientes
Bankialink 6 meses
  • 0.15%
  • Todos clientes
Depósito Fácil  Bankia 6 meses
  • 0.15%
  • Todos clientes
En Línea Caja España-Duero
  • 0.15%
  • Todos clientes
Directo Ibercaja
  • 0.10%
  • Todos clientes
ICBC 6 meses
  • 0.25%
  • Todos clientes
Caja e-Siete 6 meses
  • 0.30%
  • Todos clientes
Online Banco Sabadell 6 meses
  • 0.15%
  • Todos clientes

Tags: , , ,

Categoría: Depositos

Deja un comentario

Necesitas estar identificado para comentar.

Logo FinancialRed