Publicidad

Las mejores tarjetas para autopistas

Cuando hablamos de contratar tarjetas, y, cuando nos referimos a la gran variedad de posibilidades existentes, muchas veces nos centramos en los productos clásicos, las tarjetas de crédito y las tarjetas de débito, olvidando que existen productos muy interesantes por su funcionalidades a los que tal vez no dediquemos tanta atención, productos como las denominadas Tarjetas Via T.

TARJETAS PARA AUTOPISTA

Estamos ante un producto que nos permite el pago de los peajes en las autopistas sin detener el vehículo. El funcionamiento es simple a partir de la estación de un dispositivo electrónico del vehículo que emitirá una señal que un lector detectará generando de manera automática la operación sin necesidad de detenerse ni de realizar operación en paralelo alguna.

La operativa de estas tarjetas pasa posteriormente por el cargo en cuenta de manera mensual de las operaciones realizadas, recibiendo de manera individualizada extractos de información de todas las operaciones.

A fecha de hoy existen un buen número de propuestas entre todas las entidades financieras para este modelo de tarjeta, diferente a las tarjetas de credito en las que realmente salvo casos muy concretos las diferencias las encontraremos en los precios.

Cómo funcionan las tarjetas Vía T

El funcionamiento de estas tarjetas es realmente sencillo. Una vez contratadas el usuario accede a un dispositivo que deberá colocar en su vehículo.

Cada vez que un vehículo equipado con este dispositivo pasa por una vía de peaje donde se encuentra habilitada la opción, el vehículo es detectado (por el dispositivo) a través de una antena que, ordenará la carga automática del importe del peaje correspondiente a ese tramo, una carga que se realizará contra la cuenta o tarjeta que el usuario haya asociado en la contratación.

La antena, una vez realizada la operación satisfactoriamente (de manera muy rápida) emite un pitido que confirma que todo ha ido correctamente, y el semáforo se pondrá el verde a la par que se levanta la barrera de seguridad, en nuestro país los vehículos pueden atravesar el peaje ya abierto a una velocidad de entre 20 y 40 kilómetros hora.

Es importante tener en cuenta que en los tramos de autopista en los que se debe recoger ticket de entrada el usuario de estos dispositivos deberá también utilizar el mismo modelo de entrada que de salida, es decir, si se ha entrado a través de un carril habilitado para el dispositivo deberá salir por otro igualmente habilitado, recordamos que con este dispositivo no es necesaria la recogida del ticket, basta con pasar por el carril habilitado en la zona de acceso a la autopista.

En este artículo te mostramos las mejores hipotecas del mercado

 Las ventajas de las tarjetas para autopistas

La principal ventaja de las tarjetas para autipista, y por la que realmente tiene sentido su contratación es la comodidad de no tener que detenerse apenas en los peajes. Al utilizar este medio de pago la circulación es más fluida, más cómoda y mas rápida, que es lo que se le supone a este tipo de vías de circulación.

Por otro lado hay que tener en cuenta que en muchos casos vamos a encontrar dentro de estas tarjetas descuentos para determinadas autopistas o tramos de las mismas, tramos en los que no deberemos pagar o pagaremos menos dinero . Lógicamente para el viajero casual esto puede suponer un ahorro no excesivamente importante, pero, para el viajero habitual puede significar sin duda un gran descuento sobre los gastos de peajes que debería asumir sin dicha bonificación.

 

En definitiva se trata de un tipo de tarjeta que puede merecer mucho la pena tanto por la comodidad como por el ahorro que puede aportar, pero, no hay que olvidar que en cualquier caso no deja de ser un producto financiero y como tal debemos revisar a fondo sus condiciones antes de la contratación. Por ejemplo en el apartado de los costes despues del primer año cuando las tarjetas se presentan como ofertas puntuales. En este caso debemos revisar si el coste de mantenimiento en años posteriores será el mismo que en el momento de la oferta o ascenderá.

En cualquier caso un buen producto que combina comodidad y rapidez en el uso para el cliente con la posibilidad de descuentos y ahorro.

Via T Cepsa
  • Coste de Tarjeta 25€
  • Renovación anual 4€
Via T kutxabank
  • Coste de Tarjeta 23€
  • Renovación anual 20€
Via T Bankia
  • Coste de Tarjeta 30€
  • Renovación anual 15€
Via T Abanca
  • Coste de Tarjeta 36€
  • Renovación anual 9€ y 15€ según tipo
Via T Ibercaja
  • Coste de Tarjeta 35€
  • Renovación anual 15€
Via T BBVA
  • Coste de Tarjeta 36€
  • Renovación anual 9€
Via T Banco Sabadell
  • Coste de Tarjeta 50€
  • Renovación anual 15€
Via T Banco Bankinter
  • Coste de Tarjeta 38€
  • Renovación anual 20€
Via T La Caixa
  • Coste de Tarjeta 50€
  • Renovación anual 15€
Via T CX
  • Coste de Tarjeta 50€
  • Renovación anual 15€
Bip&Drive ·         Coste Tarjeta·         Renovación anual 13,12€
Vía T Banco Mediolanum
  • Coste de Tarjeta 25€
  • Renovación anual 25€

 

 

 

 

 

Publicidad

Deja un comentario