Publicidad

La manera más efectiva para controlar sus gastos

En una época francamente dura en la que cuesta que los salarios resistan hasta fin de mes hace falta poner remedios rápidos y efectivos para que podamos controlar los gastos de forma continua e incluso podamos sacar algunas ventajas de nuestro dominio de las finanzas personales. Aunque a simple vista se nos antoje difícil, es muy fácil conseguirlo. Lo que se debe tener claro en un primer momento son nuestras necesidades, aquello de lo que no podemos prescindir y que debe ser máxima prioridad. Este será nuestro plantemiento fundamental sobre el que se cimentarán los siguientes. Veamos cómo lograr controlar nuestros gastos diarios.

 

Para comenzar, algo que seguro sabe y que le cuesta poner en práctica: evite comprar lo que no sea realmente esencial. Le puede ayudar en mucho la redacción de una lista antes de salir a comprar. Y recuerde tener en mente su objetivo para que los seductores anuncios del súper no le inciten a llevarse lo que no estaba anotado en su lista. Al pasar por caja, no olvide pagar con su tarjeta de crédito. Si no dispone de ella, asegúrese de contratar una buena tarjeta que le aporte más beneficios además de poder retrasar el pago. Por ejemplo, con una tarjeta platino como la American express Platinum podrá acumular puntos que podrá canjear por diferentes productos, otorgándole más que un respiro dentro de los límites de su economía.

Aunque parezca imposible, se puede disfrutar mucho sin necesidad de realizar costosas salidas. Restaurantes y demás lugares de ocio no le traerán más que gastos innecesarios y en muchos casos, no merece la pena invertir tanto por tan poco cuando en la casa se  pueden comer de lujo por mucho menos. E incluso, es posible aprovechar para realizar excursiones al campo preparando un simple almuerzo para llevar.
Es conveniente que reduzca el uso de su celular y utilice las herramientas convenientes –si la compañía dispone de ellas– para controlar su gasto. De esta forma, no se llevará sorpresas cuando reciba en su buzón una factura engrosada imposible de hacer frente. Piense si de verdad va a sacarle el jugo a la tarifa de Internet, valore las diferentes promociones de entre todas las compañías dedicando un tiempo a su estudio y finalmente, seleccione la que se ajuste al uso real que deba darle al teléfono móvil.

En la casa, no encienda luces cuando no esté en las diferentes habitaciones; utilice los programas económicos de la lavadora y el lavavajillas. Y cuando salga de su casa, tome el transporte público o si le es posible, porque la distancia no sea muy larga, camine hacia su destino. El ahorro en gasto de carburante será inmenso.

Finalmente, no se olvide de solicitar una tarjeta de crédito que posea excelentes condiciones, pues las mejores compañías le pueden ofrecer inmejorables beneficios. Además de salvarle de algún apuro cuando le falle el control de sus finanzas aplazando los pagos, productos como la tarjeta platinum bonificarán sus compras otorgándole privilegios que usted nunca hubiera soñado disfrutar en estos tiempos donde la austeridad debe imperar.

Publicidad

Deja un comentario