Publicidad

La crisis no afecta la distribución de los dividendos en las compañías cotizas españolas

La crisis parece afectar solo a las pequeñas empresas o a las familias. Las empresas cotizadas por ahora, en cuanto a los dividendos, no se ven afectadas.


Ya con el pago extraordinario por parte de Endesa crea un incremento interanual en un 44 % en los dividendos, sin sumar los 4.556 millones de euros que repartió la propia Endesa. La retribución total registra una mejoría en un 11% durante el último año.

La crisis no causa problemas a la hora del reparto de los dividendos de las empresas cotizadas españolas, por lo visto en varias no han bajado dichos dividendos.

Durante la mitad del año, la retribución a los accionistas se ubicó en los 20.058 millones de euros, lo que es un incremento del 44% en referencia a Junio de este año, cifras aportadas por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Esta cantidad también incluye el dividendo en “metálico”, por unos 19.454 millones de euros, incluyendo el pago en “especie” con las propias acciones de la compañía ( 569 millones de euros) y otros 35 millones de euros en concepto de prima de emisión y reservas.

Igualmente el dato total está distorsionado por el dividendo extraordinario que distribuyó la compañía Endesa antes del acuerdo entre Enel y Acciona, la constructora española se desprendía de su parte en la compañía eléctrica a la italiana.

El importe fue de unos 4.556 millones de euros, sin eso el crecimiento en la retribución de las empresas cotizadas a sus respectivos accionistas se reduciría de un 44% a un 11% interanual.

Si se fija por los diferentes sectores, el que más ha distribuido fue el del petróleo y energía, elevando sus dividendos al 80% interanual, descontando el efecto del dividendo extraordinario distribuido por Endesa.

En cuanto a las empresas de servicios de consumo los dividendos sufrieron un recorte en un 77% durante el último año.

Mientras que los bancos con unos 5.000 millones de euros que fueron distribuidos entre sus accionistas, si se compara con el mismo el semestre del 2008, se puede deducir que los bancos redujeron en un 1,5% el pago de dividendos en efectivo, después que el BBVA, Guipuzcoano y Pastor optaron por la retribución por medio de las acciones.

El crecimiento de los dividendos y la caída en las cotizaciones permitieron que la rentabilidad por dividendo hayan aumentado.

A fines del mes de Junio, unas 60 compañías cotizadas registraban una rentabilidad por dividendo anual mayor al 3% y 29 de estas compañías tenían una cifra mayor al 5%. En tanto en el Ibex, 14 compañías cotizadas tenían registros por arriba del 6%.

Publicidad

Deja un comentario