Publicidad

Invertir en metales

Las principales divisas del mundo (entre ellas, el euro dolar) no logran escaparse a los efectos de las devaluaciones; en distintos momentos del tiempo alguna de las monedas de referencia ven perder constantemente su valor y con ellos se pierden los ahorros fe muchos años de las personas. Es así como un grupo cada vez mayor de individuos, han decidido realizar sus inversiones en valores que no pierden su valor.

El dinero siempre está ahí en los metales preciosos. Vemos como los cuatro metales preferidos por el público son  el oro, la plata, el platino y el paladio. Todos ellos han visto incrementarse su valor considerablemente, es decir que se han  revaluado en los últimos años, y sin ningún lugar a dudas continuarán  revaluándose en el futuro a causa de  las oscuras negras expectativas económicas internacionales y al persistente tambaleo que el dólar sufre constantemente en el mercado ocasionado por las actuaciones de la Reserva Federal.

Pero, ¿cuáles son los factores que hacen de los metales preciosos una alternativa preferente de inversión? Hay que reconocer que principalmente poseen una capacidad innegable de reserva valor, actuando como protección antiinflacionaria y preservando el valor ante los aumentos ocasionados por las políticas gubernamentales y los ambiciosos deseos consumistas de los mismos. Por otro lado, en consonancia con la demanda de los bienes para los cuales constituyen la materia prima esencial como es el caso de la joyería, los metales preciosos reaccionan incrementando o reduciendo su precio al son del consumo de las referidas industrias. Es de notar que en los últimos tiempos, las demandas de estas industrias han aumentado considerablemente empujando el precio de los metales a un incremento constante.

Rememorando la historia de los precios de los metales, cabe destacar que hace aproximadamente cuatro décadas la onza de oro cotizaba  a 35 dólares mientras que actualmente su precio se ubica por encima de los mil dólares por onza troy de oro. El platino ha multiplicado su precio por 15 en menos de 40 años y la plata lo ha hecho por 17. Estas referencias nos permiten observar que la idea de seleccionar este tipo de inversión no solo permite preservar el valor sino que ha proporcionado a quienes la han elegido rentabilidades que no son ofrecidas por ningún tipo de valor aun así los más riesgosos.

Ya en algunos lugares sin embargo, escuchamos hablar de  la burbuja inversora en el oro en todas sus variedades de inversión disponible. Lo cierto es que  lo que el mercado muestra claramente es que  mayor volatilidad e incertidumbre en el resto de mercados, la cotización de los metales preciosos persiste en su camino al alza.

De todos modos como buenos inversores es recomendable mantener el criterio de prudencia y  efectuar sus  análisis de manera  pausada en el momento de tomar sus decisiones financieras de inversión.

Las formas más conocidas de invertir en metales preciosos puede resumirse a través de las siguientes alternativas:

  • Compra directa de metales preciosos en lingotes de metal.
  • Inversión en metales preciosos mediante fondos de inversión tanto sea fondos de tesorería como fondos activos de renta variable.
  • Inversión directa en empresas mineras mediante acciones que se encuentre especializadas en yacimientos y explotaciones de minerales.

Publicidad

Deja un comentario