Publicidad

Guerra de depósitos 2012

Durante 2011 y 2012 las entidades españolas han tenido y deben aún   hacer frente a importes elevados de vencimientos en el mercado mayorista de largo plazo (178 y 118 mil millones de euros, respectivamente), adicionalmente debemos considerar  la renovación en el corto plazo de los programas de pagarés y de los créditos obtenidos en el mercado interbancario. En este marco, el poder acceder a los mercados financieros en condiciones adecuadas es vital.

Las perturbaciones de los mercados financieros desde que se inició la crisis en 2007, aparte de de los inconvenientes internos de la economía española en general, y del sistema financiero en particular son las causas de la guerra de depósitos en España. Así, estas se pueden agrupar en dos tipos de factores: debilidades de otras fuentes de financiación; y debilidad de los depositantes y de los depositarios

En su último informe de perspectivas económicas para Europa, presentado en Fráncfort, el FMI dijo que el rechazo de los bancos al apalancamiento, ya que tienen que contabilizar en los libros las pérdidas, les ha llevado a buscar fuentes de financiación alternativas para reducir la dependencia en los mercados de dinero.

En algunos países, como España y Grecia, se ha creado una guerra por conseguir depósitos minoristas, creando presiones insostenibles en los márgenes de interés, según el FMI. También hace hincapié en la dependencia de la financiación del Banco Central Europeo (BCE) de casi todos los bancos en Grecia, Irlanda y Portugal, así como de las cajas de ahorro españolas.

Además, el FMI considera que las necesidades de los sectores bancarios y soberanos de los países periféricos de la zona del euro suponen un riesgo para la recuperación. El valor total de los bonos que vencen en 2011 representa el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) o más de Grecia, Portugal y España, prácticamente el doble que en 2007.

Pero por otro lado, el director del departamento de Europa del FMI, Antonio Borges, afirmó en la rueda de prensa en Fráncfort para presentar el informe que “España es el mejor ejemplo de cómo un país que comienza a actuar en la dirección correcta puede ser considerado por los mercados”.

En textuales palabras afirma que: “Hemos apoyado mucho lo que ha pasado en España, especialmente en el sector bancario”, dijo Borges. También sostuvo que “la situación de la banca española es bastante sólida, algo que han reconocido los mercados”.

Borges señaló que la exposición de la banca española a Portugal es relativamente pequeña, ya que se trata de bancos muy grandes que también tienen posiciones muy fuertes en otras regiones de Europa, en Norteamérica y Sudamérica.

Por otro lado no deben dejar de considerarse las debilidades del mercado español, tanto por el lado de los depositantes, como por el lado de las entidades depositarias. Así, la situación económica en la que se encuentra España ofrece unas condiciones de ahorro relativamente débil y con unas perspectivas de crecimiento de los depósitos limitada: los analistas esperan un crecimiento del saldo de depósitos de más del 4% en 2011 (incremento de 47,8 mil millones de euros, el 27% de los vencimientos del año) y de casi el 2% para 2012 (incremento de 21,5 mil millones de euros, el 18% de los vencimientos de 2012).

Las entidades pueden captar los recursos de los ahorradores por crecimiento del propio mercado, arañando cuota de mercado al resto de entidades de depósito y captando activos invertidos en otros productos (fondos de inversión, seguros, deuda pública y privada y acciones).

Puede acceder a los mejores depositos del mercado aqui:

 

Publicidad

Deja un comentario