Publicidad

Gastos de Hipotecas: importes que aumentan los costos

En general, cuando averiguamos acerca de la contratación de una hipoteca, solo prestamos atención a la TAE que nos cobrará el banco o la caja emisora. Pero existen muchos otros gastos que a veces no tenemos en cuenta y que descubrimos cuando tenemos que pagar el anticipo o los costos de formalización o, directamente, las cuotas mensuales.

Estos gastos, olvidados por la mayoría de la gente, consumen una buena parte de nuestro dinero. Algunos trámites incluso originan una serie de gastos que corren a cargo del solicitante, con independencia de la aprobación o denegación del préstamo. Aquí les dejamos algunos de los gastos que hay en una solicitud de hipoteca para que los vayan conociendo:

  • Gastos de tasación: la vivienda debe ser tasada por un perito o experto independiente. Y ese perito tiene que comer también…
  • Gastos de verificación registral: consiste en comprobar en el Registro de la Propiedad la existencia o no de cargas sobre la vivienda que se va a hipotecar.
  • Comisión de apertura: se trata de una comisión que cobra la entidad financiera una sola vez, al inicio del préstamo.
  • Comisión de subrogación: la subrogación es el acto por el que una persona, asumiendo la deuda, sustituye jurídicamente al titular de un préstamo respecto de los derechos y obligaciones derivados del préstamo concedido, es decir, se convierte en titular del préstamo. Los bancos cobran una comision en caso de una acción como esta, y debe dar el acuerdo para que la operación pueda concretarse.
  • Gastos de notaría: corresponde al gasto de realización de escritura pública otorgada por notario.
  • Impuestos: la constitución de la hipoteca está sujeta al Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados.
  • Gastos de inscripción en el Registro de la Propiedad: formalizada la escritura del préstamo hipotecario, la vivienda se debe inscribirse en el Registro de la Propiedad correspondiente.
  • Estos gastos son obligatorios y se aplican a casi todas las hipotecas. Sus montos pueden variar de acuerdo a las entidades con las que se contrate la hipoteca, a los aranceles oficiales obligatorios y al lugar donde se encuentre la propiedad.

    A su vez, en el transcurso de la vida de la hipoteca pueden aparecer otros gastos:

  • Intereses de demora: es el tipo de interés que se aplica a aquellas cantidades que, llegado su vencimiento, no han sido abonadas.
  • Compensación por desistimiento: se cobrará sobre la cantidad del préstamo que se devuelva antes de las fechas pactadas.
  • Comisión por modificación de contrato: esta comisión se aplica en el caso de que, a petición del cliente y aprobado por la entidad financiera, se modifique el contrato durante la vida de la hipoteca.
  • Comisión por reclamación de cuotas impagadas: en el caso de existir cuotas impagadas, las entidades financieras suelen cobrar al cliente, en el momento en que se regulariza la deuda, un importe fijo que está preestablecido en el contrato.
  • En fin. Hay varios gastos para hacer. Tener su propia vivienda cuesta mucho…

    Publicidad

    Deja un comentario