Publicidad

Financiación alternativa a los préstamos

Los bancos no prestan dinero pero seguimos necesitando financiación. El flujo de gasto es muy reducido y las familias apenas pueden ahorrar, aún así seguimos consumiendo y hay gasto. Si unimos estas tres cuestiones llegamos a la conclusión de que el dinero para la financiación surgen de algún lado, que, efectivamente, se financia menos pero se financia ¿entonces de dónde sale esta financiación?

El pasado año 2o13 (y con toda probabilidad este año 2014 ) según un buen número de encuestas y estudios,  prácticamente el 50% de los españoles solicitamos algún tipo de financiación o préstamo  si combinamos estos datos con los estudios que dicen que del total de financiación las realizadas ni siquiera el 25% se corresponden con el hecho de contratar un préstamo a una entidad bancaria la pregunta es obligatoria ¿cómo nos estamos financiando?

Si no se conceden préstamos ¿cómo nos financiamos?

Financiación alternativa

Existen lógicamente canales de financiación alternativa a los préstamos y créditos de las entidades financieras  y de hecho cada vez más, pero si tenemos que apostar por tres vías de financiación como las más concurridas en la actualidad diríamos que éstas son las siguientes; los microcréditos, las opción al relativas a empeños y préstamos mediante empeños, y, por supuesto los préstamos entre particulares.

  • Contratar un microcredito se ha posicionado como una alternativa a los tradicionales créditos rápidos de la banca,no se trata de un producto barato desde luego, pero, gracias a la adaptabilidad de los importes, que pueden ir incluso hasta los 50 € a financiar, se convierten en una alternativa real para usuarios con necesidades muy puntuales de financiación, creciendo notablemente el volumen de negocio en los dos últimos años.
  • Los empeños y los préstamos consiguientes también han aumentado de manera considerable, si tomamos como referencia los préstamos en los montes de piedad estos se han es multiplicado en los últimos años de manera exponencial, coincidiendo lógicamente con la prolongación de la crisis y con una realidad en la que muchas familias llegan al punto de carecer de ingresos y tener que utilizar sus bienes como garantía para obtener financiación.
  • La parte del león de esta financiación de la mitad de los españoles recae en los préstamos particulares en el entorno directo; si sumamos los que afirman haber pedido dinero a sus familias junto a los que hicieron lo propio con amigos,  la suma de ambos supone el 57% del global; es decir, de esa supuesta mitad de españoles que tuvieron que pedir dinero durante el último año, prácticamente el 60% tuvieron que hacerlo a través de préstamos particulares, de lo que se deduce la importancia que este modelo de préstamo, al que a veces no se le concede toda la seriedad que debiera y está alcanzando.
Publicidad

Deja un comentario