Publicidad

Depositos IPF Bankinter

Bankinter posee en su cartera una serie de depósitos a plazo (imposiciones a plazo fijo: IPF), con períodos de inversión que van desde 2 semanas a 2 años y 1 día.  Y como lo hace todos los meses, nuevamente ha actualizado los tipos de interés ofrecidos intercalando alzas y reducciones en función de cada plazo.

El mínimo de contratación para todos los casos es de 500 euros hasta 300.000 euros,  y están exentos de comisiones.

A su vez, se pueden realizar aportaciones periódicas desde 60 euros al renovarlo, coincidiendo con el vencimiento del depósito. Dicha renovación será automática a menos que el cliente de la orden en contrario, para lo cual tendrá tiempo hasta 3 dias habiles antes del vencimiento del mismo.

Las opciones son:

  • IPF a 2 semanas: 0,15% TAE
  • IPF a 1 mes: 0,13% TAE
  • IPF a 2 meses: 0,09% TAE
  • IPF a 3 meses: 0,02% TAE
  • IPF a 6 meses: 0,21% TAE
  • IPF a 1 año: 0,49% TAE
  • IPF 2 años y un día: 0,21% TAE

Se puede solicitar la cancelación anticipada por internet, pero el coste de la misma estará en función de la situación de los tipos de interés en el mercado en el momento de solicitarla. Si los tipos de interés estuvieran más bajos que los que el cliente tiene contratados en su depósito, la cancelación no le supondrá ningún coste, pero si estuvieran más altos que los pactados, se penalizará el importe a percibir en función de la diferencia entre el tipo de interés de su depósito y el tipo de interés vigente en el mercado.

En fin. Una oferta para olvidar, ya que practicamente es lo mismo depositar el dinero en Bankinter que guardarlo debajo del colchón.

Más información

Aqui le acercamos la simulacion de intereses para todos los plazos, en el supuesto que no realice una cancelacion anticipada y con el mismo importe invertido: 1.000 euros.

Importe invertidoPlazo (meses)Monto intereses cobrados
1.000 €14 días0,037 €
1.000 €10,033 €
1.000 €20,13 €
1.000 €30,65 €
1.000 €62,75 €
1.000 €128,60 €

Situacion de los depósitos Online

En general, los productos ofrecidos por las entidades de manera online, salvo contadas excepciones de productos de alta rentabilidad, son contratables por los clientes sin ninguna exigencia adicional al depósito del dinero. Por otra parte, cuando hablamos de depósitos de alta rentabilidad, nos referimos a los que se encuentran dentro de la Guerra de Depósitos, aquellos que ofrecen tipos de interés que se ubican muy por encima de la media y que tienen como único objetivo conseguir nuevos clientes o nuevo dinero para la entidad.

En este contexto, y si comparamos los depósitos online tradicionales con los depósitos de alta rentabilidad, nos encontramos con un abismo en cuanto a rentabilidad. Y tambien en cuanto a exigencias. Por esta razon, en algunos casos esos depósitos de alta rentabilidad son inalcanzables para la mayoría de los mortales, aquel ahorrador medio que cuenta con un pequeño capital.

Fiscalidad de los depositos

Este producto estará gravado en el IRPF 2012, siendo considerados rendimientos de capital mobiliario. Como tal, estará sujeta a la fiscalidad de los depósitos normal y habitual

  • Para los residentes en España los intereses de este tipo de depósitos están sujetos a una retención a cuenta del IRPF del 21% según la legislación vigente. En el caso de que el importe de los intereses excedan los 6.000 euros,pero sean menores de 24.000 euros, habrá que pagar un 25%. Y si superan el umbral de los 24.000 euros, el tipo aplicable será del 27%.
  • Para los no residentes en España con declaración de no residencia fiscal en vigor no se aplicará la Retención fiscal.

Aqui os dejamos un video explicativo acerca de que son los depositos bancarios

 

Publicidad

Deja un comentario