Publicidad

Depósitos al 4% y más

Una muy saludable moda se ha implementado en el mercado financiero español. Se trata de la moda de los Depósitos al 4%, que tienen en común que son todos a plazo de entre 6 y 12 meses, y en general son ofrecidos para clientes que provengan de la competencia.

La Nueva Guerra del Pasivo está a pleno. Los depósitos al 4% pululan a lo largo y ancho del país, y entidades de todo tipo ofrecen alta rentabilidad en todos los plazos imaginables (como ING que lo ofrece a 4 meses). En general, estos depósitos al 4% y llegan hasta 5% TAE exigen una cantidad de dinero para invertir considerable, aunque hay otros que se pueden contratar desde los 1.000 euros.

La oferta es bien variada, ya que ninguna entidad de primera línea (o no tanto) quiere quedar afuera, y es muy conveniente para los consumidores, que se ven tentados a abandonar ciertas entidades o, al menos, a negociar con sus bancos o cajas una mejora en las condiciones de sus inversiones.

En un momento en el que los mercados mayoristas de financiación siguen secos y el interbancario no funciona con normalidad, la necesidad de liquidez del sistema convierte a los depósitos, una vez más, en el producto estrella de la temporada. Y, tras un verano de ofertas desnatadas con tipos de interés medios del 3%, las entidades financieras han lanzado nuevos productos de ahorro mucho más atractivos, con rentabilidades que en algunos casos sobrepasan el 4,50%.

La llamada Ley Salgado, esa que ponía ciertos topes a la remuneración de los depósitos, ya ha quedado sin vigencia, y muchos de los depósitos ofrecen intereses bancarios que superan la permitida por esa normativa.

Aquí le traemos el resumen de los depósitos al 4% y más:

El riesgo en los superdepositos

No da miedo que Santander o cualquier otro de los grandes bancos españoles remunere al 4%, aunque en el caso de algunas caja de ahorros o banco con dificultades. El factor de riesgo de las entidades financieras se amortigua con el fondo de garantía de depósitos y para operaciones superiores a 100.000 euros por titular, se salen del marco en el que se puede mover la gente común.

Por este motivo, y sobre todo porque muchos de estos depositos son a largo plazo, es que debemos mirar bien la solvencia de la entidad antes de embarcarnos en lo que quiza sea una aventura o un manotazo de ahogado de alguna entidad en problemas financieros.

Aqui le dejamos un informe de expansion.com acerca de la nueva Guerra de los Depositos:

Publicidad

Deja un comentario