Publicidad

“Dación en pago” para saldar deuda hipotecaria

 

Las familias con bajos ingresos y con todos sus miembros en paro podrán utilizar la “dación en pago” para saldar su deuda hipotecaria con el banco siempre que se trate de la primera vivienda. También aquellas familias que también cuenten con bajos ingresos -por debajo de un umbral todavía sin determinar- y que tengan a todos sus miembros en paro y agotadas sus prestaciones podrían salvarse del desahucio.

¿Qué es la dación en pago?
La dación en pago se aplica como sistema de pago por parte del deudor de una hipoteca inmobiliaria a la que no puede hacer frente las cuotas impuestas por dicha hipoteca y en la que se entrega el inmueble, en vez de dinero, para liberarse de la deuda.

Para solicitar la dación de pago hay que hablar con el director de la sucursal bancaria en la que está contratada la hipoteca. El banco intentará ofrecer alternativas al cliente deudor para pagar el préstamo: moratorias, reducciones en la cuota hipotecaria, etc.

La dación de pago no está regulada en España, la entidad financiera puede negarse a concederla. Sólo accederá a ello en casos muy puntuales en los que el cliente no tiene dinero ni bienes para saldar su deuda. En estas situaciones el traspaso de la vivienda se formaliza ante notario.

La propuesta de solución del gobierno del PP al deshaucio.
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha anunciado que el Gobierno promoverá una serie de medidas para proteger a aquellas familias con todos sus miembros en paro y que no cuenten con ingresos adicionales para afrontar el pago de la hipoteca.

En concreto, propone que para ellos sea menor la penalización en caso de impago de la hipoteca y estudia con Justicia la posibilidad de que el pago de intereses -que se produce en los primeros años de la hipoteca- contabilice para el principal, de forma que se reduzca el total del préstamo para este tipo de familias. Todas estas medidas se aplicarán solo en caso de embargo de la vivienda habitual.

Estas medidas solo beneficiarían a aquellas familias que pudieran acogerse a ese “umbral de exclusión”, que según de Guindos hay que definir. Y esta medida se incluirá dentro de “un código de buenas prácticas” para los bancos, que serán al final quienes tengan la última palabra en este asunto.

De Guindos, además, adelantó que, dentro del código de buenas prácticas para los procedimientos de ejecución hipotecaria, permitirá durante al menos dos años habitar a estas familias en la vivienda antes del desalojo.

Dudas en la ejecución.
Aunque De Guindos ha hablado de que “se debería permitir la dación en pago como principio de liberación de la deuda”, también ha puntualizado que está por ver cómo se podría estructurar y que, en cualquier caso, sería una opción limitada a la primera vivienda, para familias en “umbral de exclusión” y con todos los miembros en paro.

Además, el titular de Economía ha advertido que habrá que actuar con “cautela” para evitar un uso abusivo de esta cláusula. Suma y sigue, porque el tratarse de contratos en vigor, es necesario analizar con el Ministerio de Justicia la posibilidad de aplicar una medida de este tipo, ya que en España no está permitida la retroactividad.

En contra.
El portavoz socialista de Economía en el Congreso de los Diputados, Valeriano Gómez, ha acusado este miércoles al ministro del ramo, Luis de Guindos, de generar “falsas expectativas” con su anuncio sobre la dación en pago, recordando que un código de buenas prácticas sólo incluye recomendaciones y no obligaciones, y reclamando una “legislación prudente” que, entre otras medidas, alargue los plazos para las ejecuciones hipotecarias y reduzca los intereses de demora.

El jefe de Estudios de idealista.com, Fernando Encinar, ha indicado que la dación en pago limitada a familias en paro y con escasos recursos económicos hará crecer el diferencial de las hipotecas y podría producir un aumento de la economía sumergida.

Los bancos lo aceptan.
Los bancos podrán incluir como “gasto fiscalmente deducible” las pérdidas derivadas de las medidas contempladas en el ‘Código de Buenas Prácticas’ que el Gobierno promoverá entre las entidades y que permitirá la dación en pago a familias sin ingresos y con todos sus miembros en paro, siempre que se trate de la primera vivienda.

La banca ya ha dicho que estaría dispuesta a aceptar una medida de este tipo siempre que la entidad la pueda asumir de forma voluntaria, tal y como ha dicho este mismo martes el presidente de la AEB, Miguel Martín.

Publicidad

Deja un comentario