Publicidad

Cuánto necesitas ahorrar para la jubilación anticipada

La jubilación anticipada es una opción que puede resultar alcanzar a muchas personas. Sin embargo, si habitualmente debemos prestar atención cómo complementar nuestra jubilación convencional, en el caso de la prejubilación esto cobra especial relevancia.

JUBILACION ANTICIPADA

Contemplar la jubilación anticipada es una opción interesante sin duda. En la actualidad, y con los umbrales de vejez cada vez más tardíos, descansar de toda una vida de trabajo y dedicar el tiempo a las aficiones y ocio parece, sin duda, una buena idea. Lejos quedan los viejos conceptos de la jubilación como un periodo de retiro poco activo, al contrario, de hecho, la industria que pivota alrededor de las personas mayores activas cada vez es más potente.

Pero, si la preocupación por complementar nuestra pensión de jubilación es importante cuando se trata de un jubilación convencional, en el caso de una jubilación anticipada esto debería ser aún más importante. Y, para calcular su importancia lo primero sin duda es tratar de saber cuánto dinero vas a dejar de ganar cuando te jubiles de manera anticipada.

Cuánto vas a dejar de ganar cuando te jubiles

La jubilación anticipada es sin duda una opción que, en muchos casos, contemplamos como atractiva desde el punto de vista personal, del tiempo libre, o la vida familiar, sin embargo, desde el punto de vista económico tal vez no sea tan interesante. Vamos a tratar de averiguar si perdemos dinero cuando nos prejubilados, y por supuesto, cuánto dinero perdemos en este caso.

Como ya sabes, o por lo menos intuyes, efectivamente cobrar anticipadamente la jubilación va a significar una reducción del importe de esta con respecto a jubilarse en el momento que corresponda. Dicho de otro modo, la jubilación anticipada te va a suponer la aplicación de un coeficiente reductor de la pensión, en el que van a influir elementos como la edad y los años de cotización.

La jubilación anticipada, desafortunadamente, ha dejado de convertirse sólo en una opción a la que poder acogerte para, en muchos casos, convertirse en una obligación. Ejemplos claros los tenemos en el caso de personas en el paro de larga duración, o sometidas a EREs que se ven obligadas, ante un futuro incierto y de falta de ingresos, a aceptar estas jubilaciones anticipadas, generalmente muy penalizadas por los coeficientes reductores.

El acceso a la jubilación anticipada ha de darse necesariamente tras la extinción del contrato de trabajo, pero, más aún, esta extinción no debe ser motivada por causas imputables a la voluntad del trabajador, además, este deberá estar inscrito como demandante de empleo durante un mínimo de seis meses, a lo que sumar la edad legal (mínimo 61 años siempre que no se haya cotizado antes del 1 de enero de  1967 en cuyo caso es posible la jubilación a los 60)

Cada caso hay que tratarlo de manera diferencial claro, sin embargo, podemos hacer algunos cálculos. Por ejemplo, una persona que ha cotizado después del año 1967 y se jubilará en la edad límite de 61 años viene a perder un 32% de lo que hubiera recibido en caso de jubilarse a la edad legal. Esto aumenta en el caso de quien sí ha cotizado anteriormente si ha realizado un mínimo de 31 años de cotización, ya que en este caso cobraría el 60% de la pensión de jubilación en la edad legal aunque podría jubilarse a los 60 años.

Haciendo un cálculo simplista podríamos decir que perdemos en torno a un 8% por cada año que anticipamos la jubilación, esto no es del todo real ya que va rebajándose a medida que se aumenta el periodo de cotización a la seguridad social: si se ha cotizado hasta 34 años se rebajaría a un 7,5% si se ha cotizado hasta 37 años hasta un 7%, si se ha cotizado hasta 39 años un 6,5%. El límite de esta reducción quedaría fijado en los 40 (a partir de esta cantidad no se aplica más reducción) y esta reducción supondría un 6% anual, es decir pasaría de ser 32% a un 24%.

AHORRAR PARA LA JUBILACION

Cuánto necesitas ahorrar para la jubilación anticipada

Una vez calculado lo anterior es momento para plantearse cómo serán tus gastos en la jubilación. Es cierto que, probablemente, algunos gastos se vean recortados, por ejemplo, es probable que ya hayas amortizado la hipoteca, o que los gastos relacionados con el trabajo desaparezcan. Pero, cuidado, desaparecen unos gastos y aparecen otros; la jubilación, y más la pre jubilación es cada vez más activa, aumenta el gasto en ocio, y, posteriormente, aumentan gastos relacionados con el bienestar y la salud.

Una idea muy extendida, cuando se ha llevado una economía domestica saneada, es tratar de mantener el nivel adquisitivo previo a la jubilación. Desaparecen unos gastos, aparecen otros, pero, manteniendo el nivel de ingresos no perderemos poder adquisitivo. Por tanto, cruzando lo que vamos a dejar de ganar, calculando cuál puede ser nuestra pensión de jubilación y, estableciendo dónde esta el límite para no perder poder adquisitivo, encontramos la cantidad que necesitamos ahorrar para la prejubilación.

No es una cantidad exacta obviamente, pero, si afinamos el tiro podemos acercarnos mucho. La mejor manera de hacerlo es calcular en primer lugar por 1 mes, multiplicarlo por 12 meses y, posteriormente, por 25 años. Por ejemplo, si determinamos que necesitamos complementar 500 euros mensuales, esto significa 6000 euros anuales y por tanto 190.000 euros en los 25 años. Y sí, lo has adivinado, esto hace que sea tan importante comenzar a ahorrar para la jubilación, tanto si esta va a ser anticipada como convencional, ya que, ese dinero tendrá que salir de tus ahorros y su rendimiento durante el periodo de tiempo que le dediques a tal fin, lógicamente, cuanto más, mejor.

Publicidad

Deja un comentario