Cómo tienen que ser los créditos rápidos online

| 20/07/2015 | 0 Comentarios

Si te has planteado la necesidad de un crédito rápido es más que probable que una de las tres que primero te haya venido a la mente es hacerlo a través de internet. Sin duda es una buena opción, pero, vas a tener que buscar productos que cumplan algunas condiciones importantes para tu bolsillo.

Lo primero es sin ninguna duda tener clara la necesidad del producto. Financiar cualquier necesidad es siempre una decisión importante, independientemente de la cantidad incluso, y por tanto la primera cuestión es básica, saber si necesitas realmente la financiación y, desde luego, ajustarse única y exclusivamente a lo que necesitas. Pedir dinero demás siempre es una mala idea.

Créditos Rápidos

A partir de lo anterior en nuestra búsqueda de crédito rápido online debemos valorar las propuestas que las diferentes compañías nos hacen. Hoy en día, y como podrás comprobar, de nuevo la oferta ha aumentado y son muchas las compañías que vienen a proponer este tipo de financiación. En general no debes tener desconfianza de las firmas que ofrecen estos créditos ya que, habitualmente se trata de compañías sólidas y fiables, en cualquier caso nunca viene mal repasar las opiniones de otros usuarios, esto es muy sencillo hoy por hoy en Internet.

Una vez hayas decidido la compañía y el importe en ya sólo queda realizar la solicitud. Ten en cuenta que, a pesar de anunciarse como créditos rápidos también estos productos tienen un periodo de gestión, es decir, puede ser que sea un periodo poco superior al anunciado ya que muchas veces se confunden los anuncios de aceptación con los anuncios de acceso al dinero.

Otra cuestión que tienes que tener en cuenta es el hecho de no tener que por tratarse de un recurso de financiación en Internet no van a tener control sobre, por ejemplo los ficheros de morosidad, al contrario, también aquí en general vas a encontrar las mismas restricciones de acceso, es decir, figurando en un registro de morosidad es bastante complejo obtener financiación también por este canal, e independientemente de la cantidad.

Una vez que hayas percibido en tu cuenta el importe comienza otro proceso en el que resulta básico cumplir con lo acordado con la compañía, bien sea en forma de cuotas o bien en plazo concreto de traducción. Es cierto que estos créditos se han abaratado bastante en los últimos años, pero, esto no oculta otra realidad, se trata de productos tremendamente caros cuando incurrimos en morosidad, por lo que debes evitar al máximo caer en esta situación de impago y no devolución de cuotas o de plazos.

En cualquier caso recuerda siempre que estás ante un producto de financiación, esto es independientemente del importe y del canal, y que por tanto su repercusión sobre tu bolsillo es muy notable. Bien manejado puede ser un producto útil mal manejado puede convertirse, igual que las tarjetas de crédito o un préstamo hipotecario, en el peor enemigo de tu economía doméstica.

Categoría: Varios

Deja un comentario

Necesitas estar identificado para comentar.

Logo FinancialRed