Publicidad

Cómo proceder si pierdes o te roban la cartera

El verano es el momento del año en el que probablemente se producen más pérdidas de objetos y robos relacionados con carteras, dispositivos móviles, etcétera. Perder la cartera, o que nos la roben, es sin duda un problema importante por lo que puede traer consigo a todos los niveles, incluido el aspecto financiero.

robo de cartera

Hay que pensar que generalmente, además del dinero en metálico que podemos portar en las carteras, éstas se convierten en el día a día en un pequeño depósito de datos y accesos a nuestras finanzas personales tanto a través de las tarjetas de crédito como de los documentos de identificación.

Es decir, estamos ante una posible pérdida de información muy sensible así como de un producto también muy sensible como son las tarjetas. Por ello, cuando esto ocurre es conveniente una actuación rápida y correcta por nuestra parte.

¿Has perdido la cartera?

La sensación de pérdida de objetos de uso habitual es muy común. Si ahora mismo usted reflexiona sobre la cantidad de veces que cree haber perdido las llaves, una cartera, o cualquier objeto de uso cotidiano, verá como son muchas. Esto se trata de algo tan simple como una respuesta emocional que todos tenemos en mayor o menor medida ante la sorpresa inmediata de no encontrar un objeto donde los solemos dejar o donde pensábamos haberlo dejado. Sin embargo, obviamente esto no tiene necesariamente que traducirse en una pérdida o robo.

Por ello mismo, el primer paso tras tener esta sensación de pérdida con nuestra cartera es no dejar que los nervios nos invadan y repasar todas y cada una de las posibles opciones sobre dónde puede estar la cartera en ese momento. Esto probablemente nos lleve a reflexionar sobre los pasos que hemos dado previamente o los lugares donde pensamos que hemos utilizado o dejado la cartera. Esta revisión a fondo debe realizarse siempre y en todos los casos antes de continuar con los pasos adecuados a seguir.

Si después de reflexionar o comprobar en todos los lugares que se nos ocurra, y hacerlo relativamente rápido, no encontramos la cartera, es momento de comenzar a proceder.

Descubre aquí cómo proceder ante un cargo indebido en tu cuenta bancaria

tarjetas robadas

Bloqueo de tarjetas en primer lugar

Probablemente la primera cosa que nos surja realizar una vez confirmada la pérdida o robo de la cartera es la denuncia a la policía. Esto sobre todo en caso de robo con intimidación obviamente debe hacerse de manera rápida, sin embargo, incluso antes hay otro paso muy importante quedar para proteger nuestras finanzas. Este paso es comunicarse con las entidades emisoras de las tarjetas de crédito para bloquear de manera inmediata las tarjetas de credito.

Como veremos más adelante, todas las entidades financieras y las propias operadoras de tarjetas de crédito, poseen números expresamente habilitados para el bloqueo inmediato de las tarjetas. Hay que tener en cuenta que esta es una acción muy importante ya que bloquea la tarjeta y anula sus servicios, pero, más aún, desde el momento que comunicamos la necesidad de dicho bloqueo, nos exhibimos de la responsabilidad de posibles fraudes con la tarjeta, disminuyendo los importes de dicha responsabilidad a límites bajos en torno a los 150 €. En caso de que se haya cometido se vaya a cometer un fraude con esas tarjetas, una vez nosotros ya hayamos solicitado la anulación, todos los gastos correrían a cargo de la entidad financiera ya que habría cometido un error de anulación. Éstas anulaciones pueden ser reversibles si al final localizamos las tarjetas y no han tenido un mal uso previamente, en cualquier caso, habitualmente suelen dar pie a la emisión de nuevas tarjetas con nuevas claves de seguridad etcétera.

Es importante, como ya indicamos anteriormente, realiza esta comunicación de manera rápida y si es posible a través de llamada telefónica ya que, aunque también es viable hacerlo por medios digitales, la llamada telefónica suele resultar a efectos probatorios casi tanto o más demostrativa que lo anterior.

Segundo paso comunicar el robo o pérdida a la policía

Una vez realizado lo anterior, o inmediatamente antes según la situación, llegará el momento de comunicarse con las autoridades y realizar la denuncia de la pérdida o robo. Resulta muy importante, para futuras posibles reclamaciones o problemas, dejar constancia de la denuncia y obtener una copia de la misma. Esta copia debe guardarse con mucho cuidado ya que con bastante probabilidad pueden solicitarla para determinadas cuestiones legales o reclamaciones futuras.

En el momento de realizar la denuncia, además de los posibles detalles sobre la pérdida, hay que realizar una relación detallada del contenido de la cartera incluyendo tarjetas, documentos de identidad, dinero en metálico, y otras posibles posesiones.

Aquí te mostramos varios productos financieros imprescindibles antes de los 30 años

robo de tarjetas

Tercer paso comprobar tus cuentas

Cuando ya haya realizado la denuncia y tengas en tus manos el comprobante de la misma hay otra serie de pasos complementarios que también son importantes. El primero de ellos es revisar a fondo nuestras cuentas bancarias y productos financieros asociados.

Esto es tan sencillo como consultar saldos y datos de nuestras cuentas y comprobar si todo está correcto, no viene mal en este punto comunicarse con el banco para informarles de la situación y adjuntar si es necesario copia de la denuncia y de la solicitud de bloqueo de las tarjetas.

Una de las cuestiones preocupantes del robo de una cartera es el acceso a documentación personal sensible a través de la que se puede intentar acceder a nuestros productos financieros. Recuerda que aunque tus tarjetas estén bloqueadas no es imposible, aunque sí más difícil técnicamente, tratar de manipular tus cuentas bancarias o productos financieros, por tanto se impone un control estricto sobre todas las herramientas financieras, acompañado de una comunicación con la entidad bancaria.

Comprobar si tienes seguros que cubran la contingencia

Existen diferentes tipos de seguros y coberturas aseguradoras que pueden cubrir este tipo de contingencias. Una vez dados todos los pasos anteriores llegará el momento de comprobar si tenemos algún tipo de seguro en vigor que pueda ayudarnos en este sentido.

Estos seguros se puede corresponder a los propios seguros asociados a las tarjetas de crédito, también hay extensiones en los seguros de hogar, e incluso, si ha ocurrido dentro de un vehículo, al propio seguro del vehículo. También por supuesto seguros de viaje cuando este tipo de incidentes ocurren durante unas vacaciones o viaje.

Lógicamente, conocer los seguros que poseemos es importante ante cualquier contingencia, en este caso no son seguros que solemos tener muy en cuenta, por lo que probablemente tengamos que repasar a fondo si los poseemos o no.

 

Publicidad

Deja un comentario