Qué son y cómo funcionan los créditos preconcedidos

| 02/02/2016 | 0 Comentarios

En primer lugar debemos separar fórmulas de financiación que pueden parecer similares pero no lo son, por ejemplo los llamados anticipos nomina (préstamos nómina en algunas entidades) que son productos que toman como referencia nuestros ingresos periódicos para proponernos una financiación a muy corto plazo habitualmente, y limitada precisamente por ese ingreso constante de los créditos preconcedidos, un producto diferente y que ha crecido en oferta en los últimos años.

CREDITO PRECONCEDIDO

Realmente un crédito preconcedido, como indicamos anteriormente, viene a comportarse de manera muy similar a las llamadas líneas de crédito habituales en la financiación de las empresas, sólo que en este caso, enmarcadas dentro del ámbito doméstico.

Descubre en este post ¿Cuáles son los mejores productos financieros de ahorro?

Cómo es un crédito preconcedido

De esta manera la entidad financiera a partir de diferentes puntos de lectura, como puede ser nuestros ingresos, nuestra vinculación con la entidad, nuestro historial crediticio, entre otros, nos va a proponer un límite determinado de financiación que, una vez aprobado, quedará a nuestra disposición sin ningún otro trámite; es decir, podemos utilizar parte o toda esa financiación en cualquier momento, y, tras su reposición, volverá a quedar activa y disponible.

La ventaja inmediata que este tipo de productos puede proporcionar es evidente, una vez aprobada la financiación, no tenemos que volver a recurrir durante la vida del contrato ( que suele ser de varios años) a ningún papeleo ni trámite, es decir, retiramos el dinero cuando lo necesitamos y lo reponemos dentro de los márgenes que el contrato nos ofrece, que obviamente vienen a ser habitualmente más amplios que los de un préstamo al consumo.

En este artículo te mostramos cómo Aprender a optimizar el ahorro para la jubilación

Tampoco estamos ante un producto especialmente caro, mucho más caro que un préstamo al consumo, de hecho en función de los niveles de vinculación se puede obtener un tipo de interés (habitualmente fijo) que puede batir a la media de los préstamos al consumo.

Sin embargo tampoco negaremos, porque es de recibo, uno de los peligros de este tipo de productos; el hecho de manejar las economías domésticas a crédito, generando un gasto constante en intereses.

A pesar de que existen diferentes modalidades, el principio básico de este producto responde a un patrón similar; una cantidad de dinero a disposición del usuario aprobada de manera previa y que puede ser dispuesta en parte o en su totalidad a  intereses preferentes. Habitualmente funciona del mismo modo que las líneas de crédito a negocios, es decir, se podrá volver a disponer del préstamo una vez devuelto reutilizado.

QUE ES UN CRÉDITO PRECONCEDIDO

¿Cuáles son las ventajas de los préstamos preconcedidos?

Básicamente serían dos las grandes ventajas de estos productos:

  • La primera de ellas es la agilidad en la disponibilidad de la financiación. Una vez disponemos del préstamo ya aprobado podemos hacer uso del mismo en cualquier momento y de manera automática disponer de la financiación que necesitamos.
  • La segunda de estas ventajas tiene que ver con la bonificación que gracias a la vinculación con la entidad se extiende en los intereses, que de media resultan algo más bajos que los de los de los préstamos al consumo, y, generalmente, se aplican sólo sobre lo dispuesto y por el período en el que se ha dispuesto.

¿No tiene inconvenientes un crédito preconcedido?

Los inconvenientes pueden venir dados de las propias características de este préstamo. Ya que para acceder a él habitualmente se va a requerir del usuario un grado de vinculación elevado que le va a comprometer con otros productos como cuentas nómina etcétera.

Por otro lado se trata de productos que en general no ofrecen financiaciones elevadas, siendo lo usual que oscilen entre los 3.000 euros y los 6.000 euros, aunque existen en el mercado propuestas concretas que pueden llegar hasta los 30.000 euros, siendo estas últimas las menos numerosas.

¿Hay tipos diferentes de créditos preconcedidos?

Realmente existen diferentes tipos de créditos, pero, en el caso de los créditos preconcebidos éstos responden a un único modelo que es el que hemos venido a reflejar anteriormente. esto, desde luego, no significa que no podamos encontrar ofertas o productos similares, de hecho encontramos en el mercado algunos productos que incluso pueden batir en cuanto a modelo de propuesta lo que un preconcedido puede llegar a ofrecer. Vamos a repasar al menos dos de estos modelos de préstamos o créditos que, sin ser exactamente un crédito preconcedido si pueden sustituir en algún modo lo que éstos ofrecen.

TIPOS DE CREDITOS PRECONCEDIDOS

Anticipo nómina

El anticipo de nómina no es propiamente dicho un crédito preconcedido, pero sin duda es el producto que más se le parece. Se nos viene a proponer la posibilidad de disponer de una cantidad de dinero determinada que, como máximo, suele ser el equivalente a dos o tres mensualidades. Lo normal, sin embargo, es que el anticipo de nómina haga referencia a una única mensualidad.

La gran ventaja de este producto es que, sobre todo cuando sólo anticipa una única mensualidad, o una parte de ella, no suele representar intereses o gastos, y, en todo caso si los presentan son muy bajos. Sin embargo, también debemos tener en cuenta que no suele admitir devolución fraccionada, es decir, deberemos devolver el importe completo en cuanto cobremos la nómina correspondiente, y en todo caso, sólo podrá fraccionarse cuando se nos ofrezca más de una nómina como financiación, y entonces, sí, se aplicarán intereses y probablemente en comisiones y gastos.

Préstamo Nómina

Este es un producto diferente pero, que también, puede competir con un crédito preconcedido. Habitualmente se trata de la opción abierta a solicitar un préstamo determinado que viene vinculada a la contratación del servicio nomina o similar. También en este caso existe una limitación, generalmente ajustada al importe de la nómina aunque suele admitir financiaciones más elevadas que los anticipos de nómina.

Si lo comparamos con un préstamo al consumo usual suele presentar mejores condiciones tanto en cuanto a gastos como intereses y plazos. Sin embargo, no se nos debe olvidar que estamos ante un préstamo a todos los efectos, y en este caso y a diferencia de los créditos preconcedidos, un préstamo que deberemos solicitar y tramitar al uso, aunque las entidades que ofrecen este producto suelen agilizar los procesos más que si estuviéramos solicitando un préstamo al consumo común.

Resumen sobre los créditos preconcedidos

En general se trata de un producto que bien utilizado puede ser útil, pero, que a la vez, lleva en su propio modelo de oferta el gen de uno de los grandes problemas de las economías domésticas: el exceso de disponibilidad a crédito, que conduce a las puertas del sobreendeudamiento.

Por tanto, se trata de una manera eficaz de financiarnos en caso de necesidad, habitualmente más barata que la media del mercado en cuanto a productos de financiación, ya la que debemos acudir con responsabilidad y desde luego siempre que sea necesario de manera estricta, no utilizando este tipo de productos para nada que no sea verdaderamente importante y necesario financiar.

Categoría: Créditos

Deja un comentario

Necesitas estar identificado para comentar.

Logo FinancialRed