Publicidad

Como batir a la inflación y no morir en el intento…

inflacion.jpg

En estos tiempos en los cuales el costo de vida se ha poco menos que disparado (ya alcanza el 4,6%, el peor dato desde julio de 1995), la pregunta de los pequeños inversores es como salvaguardar sus ahorros frente al avance implacable de los precios.

Analizando el mercado financiero español y los productos que lo componen, si un cliente quiere invertir sus ahorros en un producto que supere el índice de precios al consumo (IPC) no tiene tantas opciones donde elegir ni en depósitos, ni en fondos de inversión ni en cuentas de ahorro.

Según el periódico digital Expansión.com, sólo doce depósitos y un fondo de inversión baten los registros de la inflación. Ni las letras del tesoro ni ninguna cuenta remunerada lo hace. Y esta cantidad es ínfima teniendo en cuenta la cantidad de productos financieros que existen en la actualidad.

A pesar que una de las consecuencias de la crisis de las hipotecas basura estadounidenses fue que los bancos están necesitados de captar recursos y que de esta manera están potenciando su oferta de pasivo (depósitos, cuentas, etcétera), muchos de estos productos están garantizando rentabilidades que no llegar a cubrir el coste actual de la vida.

El único fondo de inversión que bate a la inflación es el BANESTO FONDEPOSITO, un fondo monetario que rindió en el último año un 7,6% y cuya cartera se compone básicamente de activos seguros como por ejemplo letras del tesoro.

En cuanto a los depositos que baten a la inflación, entre ellos encontramos, como podemos ver en el ranking de los mejores depositos a 1 año, productos del Openbank, Caja Duero, Bancaja y algunos depósitos contratables en las oficinas físicas como del Depósito a 1 año de Banco Pastor.

El panorama mejora levemente teniendo en cuenta rentabilidades futuras. Diecisiete productos superan el 4,6% de inflación en función de su retorno proyectado para los próximos doce meses. Aunque la realidad es que sólo suponen una pequeña parte de la oferta que hay en España. En cualquier caso, los expertos recomiendan analizar bien el contenido de estos productos antes de invertir en ellos.

Y el panorama no es alentador para el futuro. A pesar que el FMI pronostica una inflación media para este año de un 4%, se prevé que la banca reduzca la remuneración de sus depósitos y cuentas y coloque las ofertas de depósitos a un año más atractivas por debajo de un 5% en concordancia con las esperadas bajadas de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo.

Y esto no es todo. Hay que tener en cuenta que muchas de estas rentabilidades sólo se ofrecen a los nuevos clientes o al nuevo dinero que aporten a la entidad los actuales. Fuentes de un banco apuntan como alternativa los productos estructurados, que garantizan todo el capital invertido. Sin embargo, tienen muchos inconvenientes y condicionan de múltiples formas la rentabilidad final que ofrecen.

¿Será el momento de los depósitos estructurados? Las opciones no son muchas, pero todo parece decir que podrían ser la única manera de sortear al monstruo de la inflación.

Publicidad

Deja un comentario