Publicidad

Bonos Banco Sabadell

En la busqueda de fondos frescos, en la que se encuentran todas las entidades financieras españolas, Banco Sabadell ha anunciado la emisión de dos series de bonos simples. En el comunicado a la CNMV, los bonos Banco Sabadell rentaran un 4,2%, ubicandose entre las mejores ofertas bancarias del momento.

Mediante un hecho relevante, Banco Sabadell ha registrado en la CNMV dos emisiones de bonos simples por un importe total de 600 millones de euros y con una rentabilidad del 4,2%.

Estos Bonos Banco Sabadell no son otra cosa que deuda subordinada, destinada a inversores particulares y que comercializará a través de su amplia red de oficinas. El banco pretende con esta operación obtener financiación de sus clientes en un momento donde los mercados internacionales le han dado la espalda al sistema financiero español, con graves problemas de solvencia. A su vez, el hecho de la nueva bajada de rating que ha sufrido la entidad por parte de Moody’s y S&P no ayuda a obtener financiacion dentro de los parametros normales.

Los bonos simples comenzarán a comercializarse el lunes 21 de mayo, y se podrán solicitar hasta el 22 de junio. Cada emisión tiene un importe de 300 millones y un cupón del 4,20%, pero una de ellas establece un vencimiento a un año y la otra tiene un plazo de 18 meses.

Concretamente, los bonos a un año vencerán el 27 de junio de 2013 y los bonos a año y medio el 27 de diciembre de 2013, y los intereses tendrán liquidacion trimestral, abonandose los días 27 de los meses de marzo, junio, septiembre y diciembre.

¿Que es Deuda Subordinada?

La deuda subordinada son títulos valores de renta fija con rendimiento explícito emitidos normalmente por entidades de crédito que ofrecen una rentabilidad mayor que otros activos de deuda. Sin embargo, esta mayor rentabilidad se logra a cambio de perder capacidad de cobro en caso de extinción y posterior liquidación de la sociedad -la quiebra o bancarrota-, ya que está subordinado el pago en orden de prelación en relación con los acreedores ordinarios.

Esto quiere decir que, en caso de quiebra de la sociedad, primero cobrarán los acreedores ordinarios y luego, si queda un remanente en los activos, podrán cobrar los poseedores de este tipo de deuda.

En fin, la Deuda SubordinadaEn inglés secondary debt– es un tipo de deuda cuyo poseedor tiene una prioridad de pago menor que la de otros acreedores generales. Por este motivo se trata de un bono relativamente arriesgado, que en ocasiones se compensa con un rendimiento más alto. Si bien una entidad de primera línea como Banco Sabadell se encuentra en una situación aceptablemente solvente y es poco probable que tenga problemas tan graves como para presentarse en bancarrota, es bueno conocer los detalles de una colocación como esta.

Publicidad

Deja un comentario