Publicidad

Bancos en problemas en España en 2012

La crisis de la deuda en la zona euro revertirá en un “crecimiento mínimo” de la economía alemana, pronostica Beatrice Weder di Mauro, miembro del comité de expertos que asesora al Gobierno alemán, los llamados “Cinco Sabios”.

De acuerdo con sus previsiones, el crecimiento del producto interior bruto (PIB) en 2012 “rondará apenas el 0,4 %”, siempre que los líderes de la UE consigan contener la crisis “lo antes posible”, apunta en declaraciones al popular rotativo Bild. 

A principios de noviembre, el consejo de los “Cinco Sabios” había pronosticado aún un crecimiento del PIB alemán para 2012 del 0,9 %, pero ya a principios de esta semana el presidente del gremio, Wolfgang Franz, rebajó esas expectativas a un 0,5 %.

La economía española “se contrajo” en los últimos meses del ejercicio en un entorno de “fuertes tensiones” en los mercados financieros y de deterioro de las perspectivas de crecimiento en la eurozona, según constata el Banco de España su último ‘Boletín Económico’.

Los problemas crecen en toda Europa: en Alemania prevén crecimiento mínimo en 2012. La recesión, contracción o ‘lo que sea’ ya está aquí: el Banco de España la detecta en el cuarto trimestre .

Por otro lado, la morosidad de la banca alcanza el 7,4% en octubre, el nivel más alto desde 1994. El banco emisor evidencia así el deterioro de la economía en los últimos compases de 2011 “tras el estancamiento que mostró” en el tercer trimestre, en línea con las previsiones del Gobierno, que apuntan a un descenso del PIB en el último tramo del año de entre el 0,2% y el 0,3%.

La significativa exposición de las entidades españolas a la deuda soberana de España puede llegar a suponer una presión añadida para sus costes de financiación, lo que, a su vez, podría trasladarse a la economía real, según advierte el Fondo Monetario Internacional (FMI) en las conclusiones de su ‘Artículo IV’ sobre la economía española.

Así, la institución internacional advierte de que en el corto plazo las condiciones financieras podrían deteriorarse aún más como consecuencia de las preocupaciones sobre la deuda soberana de la zona euro.

“Aunque la exposición directa a Grecia, Irlanda y Portugal es limitada, el contagio pude tener lugar mediante el impacto sobre la confianza, que puede afectar a la percepción del riesgo de crédito”, apunta la entidad, que advierte de que “dada la significativa exposición de los bancos españoles a su emisor soberano, esto podría suponer una presión adicional sobre los costes de financiación soberanos y de los bancos, lo que podría trasladarse a su vez a la economía real”.

Asimismo, el FMI indica que la perspectiva para los bancos españoles es “complicada”, puesto que, a pesar de algún alivio procedente de la subida de los tipos de préstamo, los ingresos por intereses netos del sector se verán presionados por la deprimida actividad de crédito y los elevados costes de financiación

“Dada la debilidad de la actividad económica y el elevado desempleo, los activos en riesgo de mora se incrementarán más y, por tanto, también lo harán las provisiones”, añade la institución.

Por otro lado, el FMI refleja en su informe que, a pesar de las fuertes reformas en el sector y el saneamiento de los balances, los mercados continúan desconfiando de que haya algunos bancos insuficientemente capitalizados.

Publicidad

Deja un comentario