Publicidad

Apps para mover dinero entre países

No es ninguna novedad que Facebook se encuentra en pleno empeño por desarrollar un sistema para gestionar un servicio de intercambio de dinero. Desde luego no es en absoluto la única de las grandes firmas que merodea este segmento a caballo entre lo financiero y lo tecnológico, no en vano, la necesidad de enviar dinero en un mundo tan global como el actual es más que evidente y dónde hay una necesidad detectada hay muchos negocios en ciernes.

Sobre el papel los sistemas de envío de dinero basados en aplicaciones poseen la ventaja de no operar a través de la manipulación del dinero, sino a través de la puesta en común de dos cuentas bancarias concretas. Esto no sólo resulta operativamente mucho más práctico para el usuario, sino que además permite un ahorro de costes notables.

Enviar dinero

En la búsqueda de reducción de los costes y la operativa, de lo que se trata precisamente es de facilitar al usuario al máximo la experiencia de movilizar su dinero de un lado a otro. Esta es hoy en día la pelea de todas las empresas que se mueven en el ámbito de la innovación en esta dirección, lograr un sistema simplificado y automatizado de envío que requiera de muy pocas maniobras por parte del usuario.

PayPal el pionero pero no el único en la web

Tal vez no sea justo definir a este servicio como el primero, pero desde luego si podemos decir que es pionero en extender los servicios de envío recepción de dinero a través de la red. Se basa en el alta por parte del usuario y la vinculación de las cuentas bancarias a la cuenta en el servicio, este sistema va a permitir transferencias entre cuentas de una manera relativamente rápida a través de simplemente utilizar la contraseña en la dirección de correo del usuario, también, se ha convertido en un sistema de pago muy extendido a la hora de realizar compras a través de Internet.

¿Pagar con tarjeta o pagar en efectivo? te ayudamos a resolver la duda en este post

Otras opciones también en la web para las transferencias de dinero entre países puede ser por ejemplo la que ofrecer TranferWise, en este caso se busca la simplificación del modelo de transferencia así como precios bajos de tasas. Es destacable el intento de apoyarse en los mejores cambios de divisa posible durante el proceso de transferencia, que, se realiza dentro de un periodo garantizado inferior a los tres días. También debemos considerar la opción de WorldRemint, en este caso, con un radio de acción superior a la treintena de países, el modelo de alta y vinculación de cuenta es también el punto de partida del servicio, que en este caso se presenta como de intermediación bancaria.

Sin título

¿Y las aplicaciones?

Las hay, pero, sobre todo, están por llegar. De momento, las aplicaciones tanto de PayPal como de Western Union se muestran operativas, en el caso de la primera estamos realmente ante la adaptación del mismo sistema con el que se opera en la web, mientras que en el caso de la segunda estamos ante una aplicación un tanto más compleja, de momento muy orientada al mercado anglosajón. Del mismo modo, muy orientado al usuario latinoamericano en Estados Unidos encontramos algunas aplicaciones para envío de dinero como XOM.

Sin embargo, es Moni (no confundir con una amplicación de gestión de finanzas del mismo nombre) y las aplicaciones en general que se está moviendo en esta misma línea los que más atención reciben y, probablemente hacia dónde se dirige el futuro de esta opción. En este caso estamos ante un sistema para transferencias de dinero entre personas. El sistema es realmente básico, en principio daba un poco de reparo desde el punto de vista de la seguridad, sobre el papel el proceso es ligeramente complejo que implica el hecho de utilizar el dispositivo más de lo que se debiera (es necesario realizar una fotografía de la tarjeta que se va a utilizar para el envío y posteriormente enviarla al servicio) sin embargo es la línea en la que se está moviendo la búsqueda de soluciones; llegar al punto en el que el usuario simplemente tenga que introducir la cantidad, el destinatario y enviar.

¿Estamos lejos de estas apps?

No sólo no estamos lejos, ya están aquí, la cuestión al menos de momento tiene más que ver con la usabilidad que con otra cosa. De la misma manera que la gran mayoría de las aplicaciones que triunfan tienen como parte importante de este triunfo modelos de uso muy asequibles y que responden a una manera de entender la necesidad del usuario, para este segmento hace falta un último empujón en la misma línea. Pero, con pocas dudas, se puede pensar que durante el próximo año veremos una evolución muy notable dentro de estas propuestas.

Publicidad

Deja un comentario