Publicidad

Alternativas de inversión ante un euro a la baja

 

Los temores sobre la situación de las finanzas públicas, no sólo de Grecia sino también de otros países periféricos, sumado a la tardanza de la Unión Europea para aportar una solución de carácter contundente, son los principales factores que han provocado que el euro haya entrado en una fase de depreciación, no sólo frente al dólar sino a otras monedas.

Como siempre decimos, las crisis son un sinónimo de oportunidad. De esta forma, la debilidad de la moneda común europea, puede ser aprovechada por quienes que buscan aportar un plus de sofisticación en sus carteras.

El mercado de las divisas, está ganando adeptos, ya que constituye el mercado más líquido que existe. Quienes son inversores activos y con ciertos conocimientos financieros, están aprovechando la situación del euro, y los elevados altibajos que presentan.

En particular, frente al dólar, la divisa europea está sufriendo. Y es que, la notoria recuperación de la economía norteamericana, pone aún más en evidencia la frágil mejoría europea. No puede negarse que son múltiples los factores que en este momento están pesando sobre la divisa comunitaria, pero la realidad es que la han empujado por debajo de los 1,20.

Tanto es así que algunos expertos, sitúan la cotización del euro en torno de los 1,15 dólares para fin de año. Otros, más extremistas hablan incluso del retorno de la paridad entre la divisa europea y la norteamericana.

Una forma de aprovechar esta situación, la constituyen los fondos de inversión. Entre ellos, los especialistas destacan el fondo SGAM Money Market. También ya resuenan dos productos que cotizan al alza la apreciación del dólar, el Robecco US Premium y RSM Allianz US Equities.

Sin embargo, el dólar, no es la única moneda con potencial frente al euro. La maltratada libra esterlina, también muestra en la actualidad un fuerte potencial de recuperación frente al euro. Los planes del nuevo Gobierno para reflotar su economía, disminuyendo el gasto público y reduciendo el déficit, están siendo vistos con buenos ojos, y automáticamente han dado un respiro a la libra. Este respiro, deriva en una apuesta de revalorización de la libra frente a la divisa comunitaria.

El peñón. Seguro. Conservador. Lo podremos encontrar en el Franco Suizo. Junto al dólar, la divisa de Suiza constituye una buena inversión en estos tiempos. Suiza, está mostrando los mejores resultados macro de Europa, otorgando una ventaja competitiva a su divisa.

Por último, en opinión de los expertos, una moneda de inversión alternativa que se espera no decepcione, la constituye la corona noruega. Aunque el país nórdico no sea ajeno a la crisis europea, su economía se ha mostrado bastante fuerte. Situaciones que en otros países han generado estragos, en Noruega han provocado tan solo una pequeña mella. El deterioro de su economía se ha mantenido bastante contenido. En 2009, el PIB cayó tan sólo un 1,5 por ciento, y para este año se espera un crecimiento de esa misma cuantía. Por otro lado, su tasa de paro se situó en el 3,2 por ciento y su inflación se mantiene contenida en el 0,5 por ciento. Estos datos muestran un comportamiento relativo muy superior a la mayoría de las economías europeas y con ello, la corona noruega obtiene el espaldarazo necesario para superar al euro.

Publicidad

Deja un comentario