Publicidad

Alternativas a los depósitos

Durante muchos años los depósitos bancarios han sido el producto financiero preferido para los pequeños ahorradores que buscaban rentabilidad a su dinero de manera segura. Actualmente, dada la escasa rentabilidad que encontramos en el mercado así como el anuncio de la medida de Chipre de imponer tasas a los depósitos bancarios han provocado que muchos inversores comiencen a plantearse alternativas a los depósitos.

Depósitos menos atractivos

Tras lar recomendación del Banco de España de limitar el intereses de los depósitos bancarios lo que encontramos a día de hoy en el mercado son rentabilidades que difícilmente superan el 3%. Esto ha provocado que  este producto financiero pierda atractivo para los ahorradores que ante la escasa rentabilidad deciden no invertir o buscar otras alternativas.

Fundamentalmente son dos las ventajas de los depósitos que han impulsado a miles de ahorradores a apostar por este producto. La rentabilidad que venían ofreciendo en los últimos años así como la seguridad que brinda a los inversores. Dado que la primera premisa parece desplazada, hagamos un balance por las alternativas que podemos encontrar en el mercado.

Alternativas a los depósitos bancarios

La elección de la alternativa dependerá del perfil del inversor. Obviamente invertir en bolsa puede repararnos rentabilidades mayores pero también asumiremos mayor riesgo. Condición ésta que tratan de evitar los que apuestan por los depósitos.

Se trata de buscar un producto financiero que se parezca a los depósitos pero que no supongan un incremento del riesgo de manera considerable. En ese sentido planteamos las alternativas siguientes:

  • Deuda del Estado. Es una de las opciones más seguras a la hora de invertir después de los depósitos. Sin embargo, su rentabilidad también suele ser menor (aunque, generalmente suele superar el límite del 1,75% fijado por el Banco de España para los depósitos).
  • Fondos Garantizados: Son fondos de inversión que garantizan el capital invertido. Sus rentabilidades no suelen ser muy altas. Sin embargo, el tratamiento fiscal suele ser más favorable que el aplicado a los depósitos. No podemos olvidar que son productos más complejos que los depósitos que requieren más conocimientos por parte del inversor y que no están protegidos por el fondo de garantía de depósitos.  Después de la fecha de vencimiento de los fondos garantizados estos pueden convertirse en productos financieros de  mayor riesgo.
  • Fondepósitos. Son fondos de inversión que invierten de depósitos. Podemos encontrar rentabilidades interesantes. Sin embargo,es necesario fijarse en las comisiones vinculadas a este tipo de productos para poder calcular la rentabilidad final del mismo.

Si estas buscando mayor rentabilidad,  puede ser el momento para dar el salto a inversiones de mayor riesgo. Desde aquí y dadas las alternativas, nuestra recomendación de invertir con sentido común.

Publicidad

Deja un comentario