Publicidad

Algunas lecciones de una crisis sin fin

La mayoria de los expertos no saben aún qué nos deparará el destino en cuanto a lo que está aconteciendo en la actualidad con esta famosa CRISIS DE LAS HIPOTECAS. Los mercados de capitales de todo el mundo están sufriendo una altísima volatilidad y el dinero va de aca hacia alla sin el menor reparo, buscándo resguardarse ante muy posibles sobresaltos en la economía mundial.

Si bien ya nos hemos dedicado a tratar de estudiar la situación con respecto a como puede afectar a España esta crisis, con el correr de los meses salen a la luz determinadas lecciones, aprendidas realmente a los golpes, de esta triste historia con final incierto.

De esta manera, podemos destacar las primeras conclusiones de todos estos movimientos:

  • 1- La globalización de los mercados tiene sus peligros: Nada nuevo, pero nunca esto ha quedado tan al descubierto como ahora. La gran propagación de la crisis muestra que un remate de un rancho en el Estado de Texas por falta de pago puede hacer daño a un pequeño ahorrista de Valencia. La proliferación de las HIPOTECAS SUBPRIME con las que se han respaldado todo tipo de activos ha provocado que el riesgo se extienda por todos los mercados.
  • 2- No habrá más dinero fácil: El bajo costo del dinero hizo que muchas entidades redujeran los requisitos para el otorgamiento de estos créditos hipotecarios, préstandole una alta cantidad de dólares a personas que no tenían la solvencia adecuada. Decenas de miles de estadounidenses y británicos se encuentran con que la realidad ha cambiado y que la suba de las tasas de interés los han obligado a dejar de pagar las cuotas de los préstamos. Está por verse si la historia se va a repetir en otros países y si los clientes más solventes también tendrán problemas. Por nuestro bien, esperemos que no.
  • 3- Los “genios económicos” también son humanos: en su último año al frente de la FED, Greenspan animó a los consumidores a adquirir más préstamos hipotecarios a tasa variable. Su sucesor pronosticó un enfriamiento gradual del mercado de las hipotecas en vez del golpe que sufrió dicho mercado, y las cabezas de las distintas entidades hipotecarias de Estados Unidos decían que la preocupación sobre los riesgos de ese mercado era excesivo. Todos se equivocaron.
  • 4- Las calificadoras de riesgo son riesgosas: la confianza depositadas en las calificadoras de riesgo como Standard & Poor´s y Moody´s no ha sido retribuída ya que no advirtieron sobre los peligros inminentes y cuando finalmente advirtieron ya era demasiado tarde.
  • 5- Sin dudas, la crisis llegará a la economía real: economistas de todo el mundo han comenzado a rebajar las perspectivas de crecimiento, tanto mundial como país por país, debido básicamente a la falta de liquidez generada que se va a traducir en una baja en los créditos otorgados y en una suba de las tasas mundiales. La crisis no es solo hipotecaria.
  • Publicidad

    Deja un comentario