Publicidad

7 hábitos poco saludables que te cuestan miles de euros al año

Se habla mucho de los hábitos saludables de vida como un modelo que seguir para mejorar la salud y en general la calidad de vida de las personas. Pero no es todo. Realmente existe la posibilidad de obtener un buen ahorro gracias a la eliminación de una serie de hábitos poco saludables. Vamos a repasar hasta siete de estos hábitos poco saludables que nos cuestan miles de euros anualmente.Habitos y gastosClaro está que no se trata en todos los casos de decisiones sencillas. Pero, que no se trate de decisiones sencillas no significa que no se reconozca la realidad. Se trata de hábitos que tienen que ver con elecciones personales, pero que efectivamente son nocivos para la salud en la mayoría de los casos y además muy nocivos para nuestro bolsillo, por tanto debe ser contemplada como una lista de opciones que no sólo mejorará nuestra salud sino también ayudará a aumentar nuestro nivel de ahorro, algo que con la que está cayendo no resulta desde luego poco interesante.

 Fumar

No vamos a eFUMARntrar en lo que supone el gasto médico, ni tampoco lo que a la salud le supone el hábito de fumar. Ambos están muy bien documentados. Sin embargo estamos ante un hábito muy poco saludable que cuesta mucho dinero y con el realmente podemos ahorrar. Si tomamos por ejemplo un precio medio por cajetilla de cuatro euros, resulta que un fumador, que lo es todos los días del año, representa un gasto mensual con un consumo de la cajetilla diaria en el entorno de los 120€ Lo cual multiplicado por 12 mensualidades da una cantidad muy interesante.

Pero vayamos un poco más allá, supongamos que esos 1440€ anuales que hemos ahorrado no consumiendo tabaco, los destinamos a un producto de ahorro a largo plazo, por ejemplo a 10 años, la suma del capital ahorrado más el rendimiento al final de esta apuesta supondría un buen puñado de euros en nuestro bolsillo, además de un buen puñado de salud.

Aprende a optimizar el ahorro para la jubilación

Juegos de azar y loterias

JUEGOS DE AZAR

En países donde se juega mucho y muy duro como Estados Unidos, existe una corriente anti juegos de azar que define estos como los impuestos para la gente que no domina bien las matemáticas. No vamos a entrar a afirmar algo así, pero, es cierto que esa esperanza del y si me toca, justifica un gasto por loterías y juegos de azar constante muy elevado.

En este caso es interesante que usted mismo calcule cuánto invierte semanalmente en este tipo de juegos, lo multipliqué por la mensualidad y por la anualidad y calcule si está mereciendo la pena en los últimos años el gasto, o que podría haber hecho con ese dinero invertido en juegos de azar.

Dicen las leyendas urbanas que es mucho más sencillo que nos caiga un rayo encima a que nos toque por probabilidades un premio millonario de las loterías como el euro millón.

 

Consumir alcohol

Es un hábitoaLCOHOL social, muy arraigado en nuestro país y relacionado con el ocio. No es en absoluto un hábito saludable pero en lo económico tampoco es bueno para el bolsillo. Del mismo modo que en el caso anterior, si el usuario quiere reflexionar sobre este hábito simplemente tiene que calcular su gasto en consumo de alcohol cada vez que lo pone en práctica, no se trata de abandonar el ocio, se trata de abandonar el consumo de alcohol con lo cual obtendremos un beneficio la salud, pero, revíselo, también un beneficio su bolsillo.

Por otro lado hay que tener en cuenta que este gasto suele llevar asociados otros cuando se trata de ocio, por lo que se convierte en un multiplicador de gastos. Todos ellos entraría dentro de la categoría de gastos mini o gastos hormiga, que son aquello que realizamos de manera cotidiana sin prestar mucha atención pero que, a medio plazo, suponen un monto importante del que no llegamos a ser conscientes sobre cómo puede afectar a nuestro bolsillo.

Es importante también tener en cuenta que cuando se habla de control de los gastos mini y de ahorro, no se plantea desde la perspectiva de la exclusión de los gastos de ocio. Sin embargo, como de costumbre, aplicar la lógica suele ser un buen aliado para el ahorro y por tanto deberemos empezar a ajustar el gasto en aquellas cosas que no sean expresamente imprescindibles.

Preahorro una posibilidad de ahorrar con poco dinero

Comida Rápida

Comida Rápida¿Pero si la comida rápida es barata cómo va a ser un gasto innecesario? relativamente, puede que no tenga una relación tan directa y notoria como los elementos que hemos visto anteriormente, sin embargo un consumo regular de este tipo de comida repercute en unos costes indirectos de salud, además de unos costes de consumo no siempre realistas, que podrían perfectamente ser sustituidos al mismo precio de valor por la comida en casa, y desde luego por comida mucho más saludable.

Se ha instalado una especie de inconsciente colectivo en el que se repite como un mantra que la comida saludable es cara y no es cierto. Lo que si es cierto es que en general será más laborioso preparar por uno mismo comida saludable que ceder a la tentación de comer rápidamente. La gran variedad de alimentos a la que tenemos acceso, el uso de los productos de temporada, la posibilidad de utilizar elementos como la congelación de alimentos en nuestro hogar, dan pie a cocinar barato y sano.

Descuidar la salud general

La salud es uno de los elementos que puede terminar con gastos a lo grande. Descuidar nuestra salud en aspectos como por ejemplo la higieneSalude y salud bucal, o retrasar problemas de salud y revisiones médicas, pueden acabar con facturas épicas. Debemos tomarnos en serio el cuidado de nuestro cuerpo, acudir a las revisiones médicas que nos correspondan, y tener en cuenta cuestiones como la salud bucal, la salud de nuestros pies, nuestra vista etc.

Por supuesto llevar una vida saludable y mantener unos hábitos adecuados a tal efecto es una buena idea para nuestra salud y para nuestro bolsillo. Curiosamente, en este aspecto hay algunos mitos que conviene revisar, uno de ellos es considerar los seguros médicos como un gasto innecesario. Un seguro médico bien elegido y a un precio justo, puede resultar todo lo contrario a un gasto innecesario. Es cierto que vivimos en un país en el que, afortunadamente, los profesionales de la seguridad social son de alto nivel, pero no es menos cierto que determinadas cuestiones como las listas de espera, la atenciòn bucodental, etc acaban supondiendo una fuente de gastos que, por inesperada suponen un palo serio a la economía personal. Por tanto los seguros médicos pueden convertirse en una herramienta útil que con el tiempo compense de sobra lo invertido.

El descuido del mantenimiento del coche

Es inevitable hacer el paralelismo entre el cuidado a nuestro cuerpo y el cuidado de nuestro vehículo. Un vehículo con un mantenimiento deficiente eMantenimiento del coches una fuente de gastos a medio plazo, y en algunos casos de gastos enormes. Mantener el control de las revisiones, llevar siempre al día estás y procurar que el coche se trate del mejor modo posible, además de una conducción eficiente es una buena idea para el ahorro, lo contrario nos puede costar, efectivamente miles de euros.

Por otro lado los estilos de conducción también influyen en el gasto del vehículo. Una combinación de un estilo agresivo, con muchos acelerones y uso injustificado de los cambios de marcha y un coche fuera de punto, suponen una multiplicación del gasto en combustible además de ser en muchos casos un peligro en ruta.

Mantener el vehículo a punto y una conducción eficiente además de ahorrar problemas nos reportará un buen ahorro para nuestro bolsillo.

¿Es compatible el ahorro y el endeudamiento en la economía doméstica?

Compras compulsivas

¿CuantCompra compulsivao de lo que compras realmente es necesario? ¿Y de cuánto de lo que has comprado que no era necesario podrías prescindir perfectamente?  estas son preguntas interesantes, y que todos debiéramos hacernos alguna vez. La compra compulsiva es sin duda una fuente de gastos enorme, que además, se debe combinar con la compra razonable, ya que la persona que compra de manera compulsiva suele comprar cosas que no le son necesarias en los debe comprar cosas que son necesarias.

Se trata de repasar nuestros hábitos de compra, ya que comprar de manera compulsiva puede suponer efectivamente un gasto anual enorme. Por otro lado la compra compulsiva suele llevar de manera directa a otro problema gravisimo para nuestras finanzas personales: el sobre endeudamiento.

Este exceso de endeudamiento suele producirse cuando utilizamos de manera abusiva los métodos de crédito a nuestra disposición, por ejemplo las tarjetas de crédito. Este uso (abuso) genera un aumento de la deuda con la tarjeta que se traduce, cuando menos, en un aumento de los intereses, cuando no en comisiones de reclamación o impagados. Seguimos utilizando demasiado la tarjeta de crédito como fuente de dinero en métalico cuando, sin duda, es uno de los modelos de financiación más caros y menos útiles cuando de obtener dinero en metálico se trata.

Publicidad

Deja un comentario