Publicidad

¿Qué son los tipos de cambio?

 

Los tipos de cambio se pueden definir de forma sencilla, como el precio de una unidad monetaria extranjera expresado en términos de la moneda nacional; análogamente se puede expresar el precio de nuestra moneda en términos de otra extranjera.

 
En resumen estamos expresando en nuestra moneda propia o en la extranjera el valor de una unidad monetaria.
Enmarcado dentro de los tipos de cambio, podemos hablar de dos tipos:
Tipo de Cambio Nominal


El tipo de cambio nominal se puede definir como el número de unidades de moneda nacional que debemos entregar para obtener una unidad de moneda extranjera, o de manera similar, el número de unidades de moneda nacional que obtengo al vender una unidad de moneda extranjera.

 

Existen apreciaciones y depreciaciones en el tipo de cambio nominal. Una apreciación de la moneda nacional se produce cuando necesitamos menos moneda nacional para adquirir otra, por ejemplo dólares estadounidenses. Si decimos que la moneda nacional se apreció, es igual a decir que el tipo de cambió bajó. Todo a la inversa cuando hay una depreciación del tipo de cambio nominal, sube el tipo de cambio.

 

Tipo de cambio real (bilateral)

 

 

El tipo de cambio real de un país (país local) respecto de otro (país extranjero) es el precio relativo de los bienes del país extranjero expresados en términos de bienes locales.
El tipo de cambio real viene dado por:

e= (E x P*) / P

siendo:
e: tipo de cambio real
E: tipo de cambio nominal.
P*: deflactor del PBI del país extranjero.
P: deflactor del PBI local.

Los deflactores del PBI son números índice, que asumen un valor de 100 en el año que se elija como base. Por lo tanto, el tipo de cambio real varía de acuerdo al año que se elija como base para cada deflactor del PBI. Entonces, el valor del tipo de cambio real es arbitrario, sin embargo, las variaciones del tipo de cambio real no lo son.

 
Las variaciones del tipo de cambio real pueden deberse a variaciones en el tipo de cambio nominal como a variaciones en los precios de los bienes extranjeros, o a variaciones el los precios de los bienes locales.

 
Se puedan dar apreciaciones y depreciaciones del tipo de cambio real, o sea que comparando España con Estados Unidos, podemos decir que hay una apreciación del tipo de cambio real en nuestro país cuando nuestros bienes se hacen relativamente más caros, y cae la cotización de los bienes estadounidenses en términos de bienes españoles. Entonces cae el tipo de cambio real.
Depreciación real es cuando nuestros bienes se vuelven más baratos en comparación a otros bienes. Entonces sube el tipo de cambio real.

 
Como último punto destacable correspondería exponer que los tipos de cambio no sólo pueden ser variables como hemos visto hasta ahora, también existen los tipos de cambio fijo o semi fijo; es el caso de lo que ocurrió en la Unión Monetaria Europea con la llegada de la divisa única; todos los países (12 en aquel momento) llevaron cada una de sus monedas a un tipo de cambio fijo con la moneda única, el euro. En una ampliación de este tema que publicaremos a la brevedad explicaremos estos conceptos que definen la política cambiaria de un país.

Publicidad

Deja un comentario