Publicidad

¿ España puede ser la nueva Grecia ?

La economía de España preocupa cada vez más a toda la Unión Europea y se teme que su futuro sea igual que el de Grecia, el país más afectado por la crisis europea. La huelga de hace 15 días en España hicieron recordar los momentos de agitación que sufre desde hace más de tres años Grecia. Tanto la imagen  de Madrid y Barcelona de hace 15 días como la de Atenas recorrieron el mundo y los principales analistas económicos encuentran cada vez más diferencias entre ambos paises.

Algunos de los principales problemas de España y que hacen cada vez más similar la situación con Grecia son:

  • Sindicatos cada vez más activos y con grandes diferencias con la política económica llevada adelante por el gobierno.
  • Cuentas fiscales deficitarias y con graves problemas para poder revertir dicha situación.
  • Pérdida de confianza en el sistema bancario, lo cual produce que la gente gente saque sus ahorros de dichas instituciones, y tenga temor a endeudarse.
  • Las principales industrias de la economía están en crisis y necesitan un cambio estratégico.
  • La confianza del mundo económico es muy baja y no son optimistas con sus predicciones a corto y mediano plazo.
  • La bolsa Madrileña esta en caida libre.
  • El riesgo país de españa supero los 350 puntos.
  • El pueblo español no tiene confianza en el gobierno y este tiene reducido margen de maniobra.
  • El nivel de desempleo en ambos países es muy similar y es cercano al 20% en ambos países.

Al igual que el año pasado sucedió con Grecia, y hoy España perdió la confianza de las principales organizaciones de crédito y preocupa a la Unión Europea, aunque con una gran diferencia como es la importancia que tiene la economía Española en Europa, es la quinta en importancia del continente, y su caída podría arrastrar a otros países como Italia, Francia y Alemania e incluso significar el fin del euro.

Antes del anuncio de hace 10 días del mayor ajuste de la historia en democracia, circulaba el rumor de un salvataje financiero externo. Ademas tras conocerse el nuevo presupuesto, varios analistas coincidieron en que dicho ajuste iba a ser insuficiente para evitar la ayuda de la UE y del FMI.

Sin embargo y a pesar de las similitudes de la crisis en ambos países, algunos analistas económicos todavia sostienen que España no va a ser la nueva Grecia y que hay grandes diferencias entre una situación y otra, entre las mas importantes podemos mencionar:

  • El Gobierno asumio recientemente y todavía tiene aceptación por parte de los españoles.
  • El descrédito por los sindicatos y la falta de una oposición fuerte favorece la toma de las medidas de ajuste.
  • No existe una situación social alarmante.
  • Los rescates de Portugal e Irlanda demostraron que el mismo no necesariamente tiene que desatar un caos social.
  • Aceptación del ajuste por parte de la gran parte de la población, en especial de la clase media.
  • El salario mínimo de un empleado en España es casi el doble del salario mínimo recibido por el mismo trabajo en Grecia.

Publicidad

Deja un comentario